Unos 179.000 ecuatorianos residentes en España están empadronados ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador y, por lo tanto, habilitados para votar en la segunda vuelta de las elecciones, que se celebrará este domingo.

El 3,13 del electorado ecuatoriano reside en el extranjero. El 62 por ciento del padrón electoral en el exterior se encuentra en la circunscripción de Europa, Asia y Oceanía; el 31 por ciento en Canadá y Estados Unidos; y el 7 por ciento en América Latina, el Caribe y África.

El voto en España representa el 71 por ciento del voto en la circunscripción de Europa, Asia y Oceanía y el 43 por ciento del voto en el extranjero, según datos proporcionados por la Embajada de Ecuador en España.

En total, se han habilitado 18 recintos electorales repartidos por gran parte de la geografía española. En Madrid, los ecuatorianos podrán votar en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, mientras que en Barcelona podrán hacerlo en el Palacio Victoria Eugenia de la Fira de Barcelona y en Toledo en el Palacio de Congresos El Greco.

Por su parte, en Terrasa los ecuatorianos que así lo deseen podrán depositar su voto en el Centre Civic Avel·lí Estrenjer; en Navarra en la sede de UGT; en Murcia en el Auditorio y Centro de Congresos; para los residentes en la zona de Jumilla y Yecla en el Hotel Monreal; en Lorca en el Hotel Jardines de Lorca; y en Cartagena y Mar Menor en el Hotel Los Habaneros.

En Valencia, el recinto electoral habilitado se encuentra en el pabellón 1 de la Feria de Valencia; en Alicante en la Universidad de Alicante; en Málaga en el edificio Galaxia; en Sevilla y Córdoba en el Centro Cívico Sindicalistas Soto, Saborido y Acosta; en Almería en el Centro Social Los Almendros; y en Granada en el Centro Cívico El Zaidín.

Por último, en Marbella se podrá votar en el Palacio de Ferias, Congresos y Exposiciones; en Vera, en el IES El Palmeral; y en Palma de Mallorca en el Velódromo Palma Arena.

La segunda vuelta de las elecciones de Ecuador enfrenta a Andrés Arauz, el candidato correísta, con el conservador Guillermo Lasso.