El nuevo gobierno de Guillermo Lasso dispuso mediante su Código de Ética que los vehículos de las instituciones públicas necesariamente deben portar placas.

Aunque hay excepciones para los vehículos que prestan seguridad.

Lasso también reguló el uso de aviones presidenciales. Estas aeronaves serán usadas única y exclusivamente para asuntos de carácter oficial del Estado.

Luego dice: “Se deberá difundir el listado de las personas que viajaron en el avión presidencial, así como una descripción del equipaje o carga correspondiente a cada pasajero”.

También se deberá reportar la ruta seguida por la aeronave, el destino del viaje y su propósito, hasta 28 horas después de la culminación del viaje.

El código también establece que en las oficinas públicas de Ecuador no habrá retratos de altas autoridades, tampoco se permitirán fiestas privadas ni regalos.

Los familiares de los altos funcionarios no podrán ser contratados ni participar en viajes oficiales del Gobierno.