La Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP) se solidariza con la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) que en días pasados hizo un llamado a la comunidad internacional “a estar atenta a las violaciones de los derechos de los periodistas y libertad de prensa”. Esto luego de que Gustavo Villatoro, ministro de Seguridad y Justicia del gobierno de Nayib Bukele, precisó que se está “dando seguimiento a muchos periodistas”   y que se investiga a comunicadores por la “intención de generar apología”. El funcionario sentenció que “todo tiene su límite…”

La AEDEP alerta sobre la constante violación a la libertad de expresión que se evidencia en el hermano país de El Salvador, donde el presidente de la república Nayib Bukele no ha cesado, más bien ha incrementado, el acoso y persecución a periodistas, medios de comunicación y líderes de opinión que cumplen con su trabajo de informar a la población.

Según ha denunciado la APES “es sumamente grave que el gobierno de Nayib Bukele utilice los cuerpos de seguridad en un claro intento de callar a la prensa no alineada. Desde el inicio de su gestión, el actual gobierno ha demostrado estar en contra del periodismo”.

El gremio de editores de periódicos del Ecuador se une a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), se condena y rechaza la persecución que enfrentan los comunicadores y medios de comunicación de El Salvador.

La AEDEP recuerda que en Ecuador se vivió por más de una década una situación similar a la que hoy vive El Salvador, razón por la cual es urgente alertar a los organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que actúe en defensa de la libertad de expresión, derecho universal que se debe preservar como uno de los símbolos más valiosos de la democracia.

La tarea de los periodistas y medios de comunicación no es alinearse a ningún régimen sino de informar de manera imparcial. Es necesario precisar que la prensa ha cumplido un papel predominante en la denuncia de casos de corrupción que regímenes totalitarios tratan de encubrir con la implementación de políticas de terror que pretenden callar a los comunicadores y medios de comunicación. La AEDEP condena esas prácticas e insta a todas las organizaciones a unirse para defender la libertad de expresión.