El movimiento indígena de Ecuador ratificó este viernes la movilización y “resistencia” frente al Gobierno de Guillermo Lasso, y calificó como un engaño la congelación del precio de las gasolinas que el mandatario anunció este viernes, con el ánimo de desarmar la protesta social.

Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), tras una reunión del Consejo ampliado de ese colectivo en la ciudad andina de Colta, ratificó la jornada de movilizaciones para el próximo martes.

El líder indígena informó de que la Conaie ha resuelto ratificar la movilización ante lo que calificó como una burla del Gobierno con el anuncio de que congelaría los precios de los combustibles, pues lo que ha hecho -según dijo- es generar un nuevo incremento.

El presidente Lasso anunció hoy que se suspendía el incremento mensual de los combustibles, en vigor desde julio del año pasado, cuando el entonces presidente Lenín Moreno aplicó la medida rechazada por la mayoría de organizaciones sociales.

Lasso, que sucedió a Moreno en el poder desde mayo pasado y había asegurado que mantendría la medida, renunció a esa estrategia y fijó un nuevo precio que se mantendrá congelado.

“Desde hoy, se suspenden los incrementos mensuales de los precios de los combustibles y se fija el precio de la gasolina extra (regular) en 2,55 dólares y el precio del diésel (…) en 1,90 dólares”, anunció el mandatario.

El precio del galón (3,79 litros) de gasolina extra ya había sufrido un incremento el pasado 12 de octubre, en virtud de la aplicación del decreto, y trepó a 2,50 dólares, mientras que el diésel llegó en esa fecha a 1,69 dólares.

Por ello, la Conaie ha calificado al ajuste de Lasso como un segundo aumento en menos de diez días, pues supone un 10 por ciento más al que entró en vigor el pasado 12 de octubre.

Por eso, “nos declaramos en resistencia a partir del día martes 26 de octubre”, remarcó Iza que llamó a la unidad a todas las organizaciones sociales, especialmente a los sindicatos, con los que forma parte del llamado Parlamento de los Pueblos, un foro alternativo de debate entre las colectivos populares.

“Rechazamos, condenamos el nuevo incremento al precio de los combustibles”, añadió y remarcó la exigencia para que se deroguen todos los decretos que implican un incremento de los precios de las gasolinas y que permiten las privatizaciones de empresas del Estado.

Iza, al leer las resoluciones del Consejo ampliado de la Conaie, también exigió la derogación de unos decretos que facilitan al expansión de las actividades extractivistas (petróleo y minería) en territorios ancestrales de los pueblos indígenas, y sin una consulta previa a esos pueblos, como establece la Constitución del país.

Finalmente, Iza aseguró que la Conaie ha resuelto declarar un “estado de excepción” en los territorios de sus comunidades, donde “no se tolerara delincuentes”, a los que se aplicará la justicia indígena, pero tampoco a la fuerza pública (policías o militares) “que amedrenten a nuestras bases”

De su lado, el coordinador del movimiento Pachakutik, Marlon Santi, en esa misma reunión, descartó una eventual división entre el brazo político y la Conaie, como varios medios de comunicación ligados al poder han tratado de posicionar.

Pachakutik es un movimiento creado “para defender los derechos de todas las organizaciones sociales” y por eso también plantea la congelación de los precios de los combustibles, añadió Santi.

Sin embargo, dijo que fue una sorpresa que el presidente Lasso, en un lugar de aceptar la sugerencia, más bien subió el valor de las gasolinas.

Por ello, el dirigente político ratificó la misión de su organización de “luchar con el pueblo, luchar con las bases”, así como de oponerse en la Asamblea Nacional (Parlamento) a toda ley que proponga el retroceso de derechos sociales. EFE