A raíz de la pandemia la situación laboral de muchos países, incluido Ecuador, fue alarmante. La más reciente información del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos muestra que apenas un 31,8% de la población económicamente activa tiene un empleo adecuado o pleno.

Según demuestra la historia, en recesiones o crisis económicas, los que más se afectan a nivel laboral son la población joven, ya que muchas empresas, debido a su situación económica, deciden despedir y cargar ese trabajo en personas con experiencia laboral.

Según la OIT (Organización Internacional de Trabajo) los jóvenes deben contar con herramientas necesarias para ser parte del mercado laboral, y así aportar en la construcción de un presente y un futuro mejor, tanto para ellos, como para el país, pero estas herramientas no se dan exclusivamente con la educación, a la cual no todos tienen acceso.

La experiencia y las oportunidades que las empresas den a los jóvenes son claves para poder detectar talentos, que muy seguramente escalarán a su tiempo para convertirse en figuras destacables, tanto a nivel político, como privado.

Y esto es importante, ya que los países necesitan los mejores cerebros, con formaciones humanistas para poder dar solución a los grandes problemas socio económicos que nos afectan.

Frente a este panorama incierto por el que atraviesa nuestro país, es confortable saber que algunas empresas en el Ecuador apuestan por dar oportunidades a los jóvenes en un ambiente de trabajo óptimo, que los ayude a desarrollar sus mejores capacidades.

Hace pocos meses se realizó en Latinoamérica el estudio “Employers for youth” (EFY), en donde los jóvenes evalúan su experiencia de colaborador en las diferentes empresas que formaron parte de este proyecto.

El enfoque del estudio estuvo dirigido en jóvenes profesionales (estudios universitarios y técnico nivel superior en adelante), nacidos desde el año 1986 en adelante, con más de tres meses en la compañía y que tengan un contrato indefinido.

El estudio evaluaba diez aspectos: Ambiente laboral, beneficios, calidad de vida, desarrollo de carrera, infraestructura, innovación, talento, reconocimiento, reputación, diversidad & cultura.

En este, participaron 700 empresas en Latinoamérica, 40 de ellas fueron ecuatorianas, una de las seleccionadas como mejor lugar para trabajar enfocados en jóvenes fue Avon Ecuador.

Para entender su filosofía como empresa para generar estos espacios de trabajo acorde a las necesidades que buscan los jóvenes, se consultó a Érika González, Líder de Gestión humana de Avon Ecuador, quien comenta que “para la compañía los ambientes que promuevan la diversidad y la inclusión, donde se eliminen los sesgos inconscientes y existan espacios de confianza, buen trato y respeto son claves para potenciar lo mejor de los jóvenes que empiezan su vida laboral y así se sientan parte de Avon y a su vez se motiven en lograr resultados”.

Otro de los puntos que señala González, es que es de vital importancia la conexión entre el liderazgo y la cultura; tener “mejores personas” que generen conciencia en sus equipos, que logren trascender la cultura más allá de la organización, que sean seres integrales con comportamientos consistentes, tanto en sus espacios de trabajo como en sus vidas privadas, que creen lazos para generar círculos virtuosos. Jóvenes que no trabajan para una compañía, sino que tienen consciencia del impacto que tienen en la sociedad, que sienten que hacen parte de un movimiento común mundial y persiguen intereses colectivos más que individuales.

Otra de las empresas que fueron localmente premiadas en el EFY fue Basf, la empresa química fundada en Alemania.

Tatiana Calderón, gerente general de Basf Ecuador, afirma que actualmente el 44% de los trabajadores de la compañía hacen parte de las generaciones millennial y centennial. Teniendo esto presente, BASF ha enfocado esfuerzos para que se adapten, crezcan y potencien todas sus capacidades al interior de la compañía, entendiendo que estas generaciones se caracterizan por ser autónomas, emprendedoras, críticas, innovadoras y creativas.

Ecuador tiene una alta tasa de población joven, según el INEC en el Ecuador hay 787.963 jóvenes entre los 20 y 24 años. Es responsabilidad del aparato productivo del país, tanto público como privado, darles la oportunidad a este segmento que ve el mundo de una manera distinta a lo que quizás los ven los altos directivos de las empresas o los dignatarios líderes de gobiernos, que no necesariamente están conectados con la realidad de hoy.

DATO. Employers for Youth es el estudio de jóvenes en el trabajo más grande del mundo. Este 2021 se está realizando en quince países de Latinoamérica. Es realizado por la empresa FirstJob, líder en jóvenes profesionales en Latinoamérica.