El presidente electo anunció que se asentará definitivamente en Quito, al menos, durante su gestión.

La sede del Gobierno de Ecuador se encuentra en Quito. Por esa razón, Lasso deberá radicarse en la capital.

El nuevo mandatario no se mudará al Palacio de Carondelet, sino que permanecerá en el Hotel Hilton Colón, de la capital, mientras construye una casa en la parroquia Puembo.

Su estadía en ese hotel será costeada por él mismo durante un mes, según se indicó. Allí vivirá con su esposa y su hija.

Lasso realizó ayer entrevistas personales con presidentes, tales como Sebastián Piñera, de Chile, y el Rey Felipe VI de España, así como un foro privado con el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa.

Al menos nueve jefes de Estado, entre ellos el Rey de España Felipe VI, y otros tanto cancilleres, han confirmado su participación en la investidura del político centroderechista, que se impuso el pasado 11 de abril al candidato correísta (izquierda) Andrés Arauz, quien se excusó de participar en el evento.