Alcalde de Portoviejo, Javier Pincay, solicitó la renuncia de los directores municipales y gerentes de las empresas públicas municipales.

La disposición del burgomaestre también es para subdirectores y directores operativos, se indicó.

La administración del alcalde de Portoviejo, Javier Pincay, cumplió seis meses el pasado 14 de noviembre y tras ese tiempo, dicen que buscan realizar una “evaluación exhaustiva de funciones”. Según se afirmó, la medida está amparada en la “normativa laboral” y la “visión de desarrollo para la ciudad”.

“La evaluación se rige por la norma técnica emitida por el Ministerio de Relaciones laborales y el marco legal vigente”, explicó el funcionario.

Acompañada de la renuncia, los principales de direcciones también deberán entregar un análisis del desempeño de los empleados a su cargo, para posteriormente ejecutar una “evaluación integral y realizar ajustes necesarios en la administración municipal”.

Este tipo de medidas serán adoptadas semestralmente, detalló la administración. Al finalizar el mes de diciembre se conocerán detalles del proceso y quiénes seguirán o dejarán la administración.

“Los funcionarios que no sientan compromiso, empatía y no tengan capacidad técnica ni social, lastimosamente saldrán de sus funciones. Haremos una evaluación exhaustiva de cada uno, para medir sus indicadores”, aseguró Pincay.