Un operativo conjunto realizado en horas de la noche del sábado, para verificar el cumplimiento del toque de queda en la ciudad de Calceta, encontró a varias personas reunidas en una gallera del sitio “Las Delicias” del cantón Bolívar
Entre los asistentes estaba el alcalde Walter Cevallos Pinargote, quien le manifestó a las autoridades de control que estaba en una “reunión de trabajo”.
Eran pasadas las 21h30 y aquella justificación fue considerada por los efectivos de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) como un incumplimiento de las medidas del estado de excepción.
Entonces, al burgomaestre se le pidió que se retirara a su casa, disposición que debió acatar.
Además de las FF.AA, el operativo se realizó con la participación de la Policía Nacional, Comisaría y Jefatura Política del cantón Bolívar.
Cevallos estaba sin mascarilla en el momento del operativo, solo se protegía con un pañuelo. Las imágenes fueron transmitidas por el medio digital Calceta on Line.
El alcalde, en un comunicado, expresó que se ha desinformado y que hay comentarios dañinos sobre este tema.

Indicó que la noche de ayer estaba frente a su casa, en una gallera que no estaba funcionando. Allí había integrantes de cuatro familias que estaban dialogando sobre una cosecha de maíz y la salud de un familiar.

Desmintió que él haya agredido a quienes transmitían la información en vivo. Dijo que respeta la libertad de expresión, pero no el de la difamación.

“Pido disculpas a mis ciudadanos por haberme cruzado la calle de mi casa y conversar unos minutos con cuatro personas, manteniendo la distancia. Él recalcó que en el lugar no había música, fiesta ni bebidas como señala el parte policial. “Aquí tienen un alcalde que da la cara”, dijo Cevallos en un comunicado.