|
Vida & Tendencias
Turismo
Un lugar con historia y lleno de naturaleza
Viernes 08 Noviembre 2019 | 04:00

Ubicado en la provincia de Chimborazo, el cantón Alausí atrae por su clima, su gastronomía y su diversidad cultural.

Quienes visitan el lugar se enamoran de su bien conservado centro histórico, en el que predominan las calles de piedra y las coloridas casas de estilo colonial.

A esto se suma la vía férrea del tren turístico que atraviesa el cantón y que recibe a cientos de visitantes al año, según detallan autoridades de Turismo.
 
Atractivos.  En este cantón hay tradiciones muy arraigadas, que también se han vuelto un gran atractivo para los turistas. Por ejemplo, los creyentes en la religión católica tienen, además de las iglesias, un lugar para sentirse cerca del cielo.
Se trata de la loma de Lluglly, en donde se levanta un monumento de 15 metros de altura en homenaje a San Pedro. De hecho, él es el patrono del cantón y cada mes de julio se desarrollan fiestas en su honor, que llaman la atención de propios y visitantes. 
Pero en Alausí, además de estos encantos arquitectónicos, también hay naturaleza. El cantón tiene cascadas, lagunas y montañas que enamoran a los amantes de la fotografía. 
Sus montañas son parte del Qhapaq Ñan, conocido como “Sistema Vial Andino”, que se tejió a lo largo de una tupida malla de caminos. “Este paseo es evidencia viva de la arquitectura e ingeniería pre inca e inca en la Cordillera Andina. Fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en la categoría de Itinerario Cultural, el 21 de junio de 2014”, detalla el portal web del municipio de este cantón de la Sierra ecuatoriana. 
Alausí está a 360 kilómetros de distancia de Portoviejo, por lo que llegar hasta allá requiere un viaje de hasta cinco horas. Si va a viajar en bus es aconsejable primero ir a Guayaquil y luego tomar otro vehículo en la terminal de esa ciudad.