|
Vida & Tendencias
Prevención
Cuidado con la irritación de encías
Miércoles 12 Junio 2019 | 04:00

Aunque hemos escuchado el término ‘gingivitis’, muy pocos asociamos lo que es y los síntomas que presenta.

 

Esta palabra, que para muchos no es importante, encierra una enfermedad bucal temida que tiene que ser tratada a tiempo, recomiendan profesionales de la salud. 
 
Se refiere al cuadro.  Martha Estrada, de profesión odontóloga,  explica que la gingivitis “es una enfermedad periodontal que causa irritación e inflamación en la parte de las encías que rodea la base de los dientes”. 
El odontólogo Fausto Manuel Bermúdez detalla    que la causa frecuente “es una mala higiene bucal, la misma que se fomenta desde los primeros años de vida y se mantiene en el transcurso del crecimiento de una persona”, advierte.
Estrada sostiene que los signos y síntomas de la gingivitis comprenden: encías que sangran fácilmente cuando te cepillas los dientes o usas hilo dental;  encías de color rojo oscuro o violáceo, mal aliento, encías sensibles y retraídas.
 
Complicaciones que puede traer. La gingivitis que no es tratada, podría transformarse en periodontitis, una enfermedad mucho más grave, que puede llevar a la pérdida de dientes.
Además, se ha considerado que la inflamación crónica de las encías está asociada a algunas enfermedades sistémicas, como la enfermedad respiratoria, la diabetes, la enfermedad de las arterias coronarias, los accidentes cerebrovasculares y la artritis reumatoide. 
Algunos estudios sugieren que las bacterias responsables de la periodontitis pueden ingresar en el torrente sanguíneo a través del tejido de las encías y pueden afectar el corazón, los pulmones y otras partes del cuerpo. No obstante, se necesitan más estudios para confirmar esta asociación.
 
Alístate para prevenirla. En cuanto a los sistemas de prevención, se anteponen tres, que son los más importantes.  El primero es tener una buena higiene bucal.
Esto significa cepillarte los dientes durante dos minutos, al menos dos veces al día (por la mañana y antes de ir a dormir),  y usar hilo dental al menos una vez al día.   
Las consultas dentales es otra de las medidas que no deben faltar.
Debes visitar al dentista periódicamente para hacerte una limpieza dos veces al año: al sexto mes y  al doceavo mes.
Como último paso que debes cumplir, aparece tener buenas prácticas de salud. 
Esto consiste en tener   una alimentación saludable y, si tienes diabetes, el control del azúcar en la sangre también es importante para mantener una buena salud de las encías.