|
Ecuador
Economía
Gobierno ratifica que no subirá precio del diésel para transporte en Ecuador
Martes 08 Enero 2019 | 10:14

El diésel para cualquier tipo de transporte se mantendrá en 1,037 dólares por galón (3,78 litros), ratificó este lunes la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia de Ecuador.

Así se establece en una directriz decretada ayer por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, para la aplicación de un decreto emitido en diciembre pasado el nuevo precio del costo de los combustibles.
En un comunicado, la Secretaría señaló que el sector del transporte, por su parte, se ha comprometido a retomar sus actividades con normalidad.
Ello después de que en los últimos días se han registrado protestas de gremios de transportistas en rechazo a las medidas económicas.
En el escrito, la Secretaría considera que al no elevarse el costo del diesel para cualquier tipo de transporte "no se incrementarán los valores de los productos de primera necesidad ni de los pasajes de transporte público".
Y añade que las autoridades de control continuarán con los operativos con la finalidad de "hacer cumplir la disposición y compromiso gubernamental".
Tras una reunión con el Gobierno, la Federación Nacional de Transporte Pesado de Ecuador (Fenatrape) se mostró el lunes satisfecha con el compromiso de que el precio del diésel para el transporte de mercancías y pasajeros se mantenga en 1,037 dólares por galón.
El presidente de la Federación, Luis Felipe Vizcaíno, opina que el diesel es el combustible "que más afecta a los sectores más vulnerables de la sociedad".
Vizcaíno agradeció "la sensibilidad" que el presidente de Moreno demostró "al haber acogido la propuesta de la Fenatrape", en nombre de los 225.000 camioneros que generan "desarrollo, riqueza y apoyo al sector industrial y comercial de todo el país".
El Gobierno de Ecuador anunció el pasado 18 de diciembre nuevas medidas de ajuste presupuestario como la supresión del subsidio a la gasolina extra y ecopaís, popularmente empleadas, por lo que pasaron de costar 1,48 dólares por galón a 1,85 dólares.
"Esto no afectará a los taxis ni al transporte público, sobre todo de mercancías, para evitar una escalada de precios", aseguró en aquel momento el ministro de Finanzas, Richard Martínez, y precisó que el diésel para el transporte público y consumo doméstico no sufrirá modificación en el precio para no afectar a los ciudadanos menos pudientes.
Sin embargo, posteriormente, el Ejecutivo anunció que se revisaría el precio del diesel para ciertos segmentos, lo que provocó manifestaciones y muestras de rechazo entre varios sectores de la población, entre ellos, los del transporte.
Según el Ministerio de Energía, en los últimos 40 años, los subsidios le han costado al país unos 50.000 millones de dólares, por lo que justificó la reducción de esas ayudas y otras medidas con las que pretende recaudar unos 400 millones de dólares al año. EFE