Actualizado hace: 1 hora 38 minutos
Ecuador no pidió crédito a Brasil para compra aviones

El ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, aseguró hoy que su país no pidió crédito a Brasil para comprar 24 aviones Supertucanos, ya que planea pagarlos "en efectivo". "Hay que aclarar que no hay ningún crédito. Los Supertucanos no se están comprando con crédito ni de Brasil ni de ninguna parte, es el Estado ecuatoriano el que está pagando en efectivo. Ya hizo un anticipo de 69 millones de dólares que era dentro del contrato y después irán cumpliendo los pagos", dijo Ponce a los periodistas.

Martes 25 Noviembre 2008 | 15:01

El ministro respondió así a una información publicada hoy por el diario O Estado de Sao Paulo, según la cual el Gobierno brasileño había decidido suspender un crédito que concedería a Ecuador para la adquisición de 24 aviones militares encomendados a la Empresa Brasileña de Aeronáutica (Embraer). De acuerdo con el rotativo, la medida sería una consecuencia de la decisión del Gobierno ecuatoriano de pedir a un tribunal internacional el arbitraje sobre la deuda por 286,8 millones de dólares que adquirió con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil para construir una hidroeléctrica. O Estado de Sao Paulo indicó que el crédito por 261 millones de dólares para la compra de las dos flotillas de aviones Supertucanos de Embraer también sería concedido por el BNDES, el banco de fomento del Estado brasileño. La compra de los aviones militares fue anunciada en abril pasado por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien señaló que esas aeronaves se utilizarán en la vigilancia fronteriza. El Supertucano, con capacidad para transportar bombas y misiles guiados y una carga de armas de hasta 1,5 toneladas, es un turbohélice que puede aterrizar en pistas de hasta 500 metros, alcanzar una altura de 35.000 pies (unos 10.670 metros) y volar hasta una velocidad de 500 a 550 kilómetros por hora. Brasil llamó a consultas la semana pasada a su embajador en Quito tras la decisión del Gobierno ecuatoriano de solicitar el citado arbitraje sobre el préstamo que finaciaría la represa hidroeléctrica de San Francisco, construida por la empresa brasileña Odebrecht. La obra fue inaugurada a mediados del 2007 y dejó de funcionar en junio pasado, debido a fallos estructurales de los que Ecuador ha responsabilizado a la firma brasileña, a la que Correa "expulsó" del país. El canciller brasileño, Celso Amorim, advirtió ayer de que la negativa de Ecuador a reconocer la deuda puede afectar a toda la región, pues el crédito está garantizado por el Convenio de Créditos Recíprocos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala