Actualizado hace: 3 horas 9 minutos
Alfonso Delgado González
Las cantonizaciones

Como se recordará, en 1992 comenzó el proceso de cantonización de determinadas parroquias del cantón Sucre, considerado hasta entonces como uno de los de mayor extensión territorial de Manabí. Pedernales, Jama y San Vicente pasaron a ser los nuevos cantones manabitas y con ello fueron seis las parroquias que se mermaron de las diez que constituían el cantón Sucre. Con Pedernales se fueron Cojimíes y 10 de Agosto. Jama lo hizo sola. Con San Vicente que fue Canoa. Quedaron aún Charapotó, San Isidro y Bahía de Caráquez con su parroquia urbana Leonidas Plaza.

Miércoles 19 Noviembre 2008 | 21:50

Y precisamente, San Vicente acaba de celebrar con alborozo y diversas muestras de civismo su noveno aniversario de cantonización. Son nueve los años transcurridos desde aquel 16 de noviembre de 1999, en que se legalizó la erección cantonal, una vez que el Congreso Nacional aprobara por amplia mayoría el proyecto que anteriormente había sido objetado en su totalidad por el Presidente Durán Ballén. De esta manera culminó con éxito la gestión que por varios años hizo el comité especial que con tal objeto actuó en San Vicente y que ha tenido como consecuencia un San Vicente que ha dirigido su estrategia hacia un mejoramiento en los diversos órdenes que han permitido colocar al nuevo cantón en el sendero del progreso. Y así tenemos a un San Vicente pujante por el esfuerzo ciudadano que aspira aun a mejores días. Naturalmente que el camino por recorrer es largo y espinoso, por cuanto es mucho lo que hay que hacer, por lo que es mucho lo que los sanvicentenses esperan de las autoridades locales, regionales y nacionales. Y el desmembramiento del cantón Sucre continuará, porque las aspiraciones independentistas de San Isidro y de Charapotó deberán concretarse en algún momento. En ambos casos existe el compromiso de las autoridades del gobierno central de llevar adelante los trámites a favor de estas dos parroquias. Y aunque el tiempo ha transcurrido con ofertas incumplidas hasta ahora, los ciudadanos de esas dos parroquias no pierden la esperanza y no desmayarán sus gestiones hasta que no se haga realidad esta aspiración, con mayor razón, cuando los ejemplos anteriores de Pedernales, Jama y San Vicente empujan con más fuerza este deseo emancipador. Tanto es así, que tanto Charapotó como San Isidro están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias con tal de que el Ejecutivo dé el trámite correspondiente para estas dos cantonizaciones. Si bien es cierto que con la salida de Charapotó y San Isidro se mermaría más aún la representación política y territorial del cantón Sucre, no es menos cierto que no se pueden truncar las justas aspiraciones de esas dos parroquias, las que de verdad merecen llegar a la tan ansiada posición de cantón. "Y el desmembramiento del cantón Sucre continuará"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala