Actualizado hace: 2 horas 1 minuto
EDITORIAL
El dinero fácil puede llevar a la perdición

La comprensible condición humana hace que personas caigan en la tentación de tener más dinero, pero sin mayor esfuerzo, de una manera fácil, rápida, muchas veces fuera de la ley. Todavía conmueve lo ocurrido con el difunto notario de Machala, José Cabrera Román, quien con su muerte diera paso a una de las más grandes estafas en la historia del Ecuador que dejó una estela de problemas, deudas e infortunio a miles de ecuatorianos.

Sábado 15 Noviembre 2008 | 21:20

Personajes de la política nacional, militares y policías de alto rango y gente común y corriente fueron proclives a ese llamado de la ambición, que involucró a personajes de la función pública del Ecuador cuya desesperación los obligó a utilizar el avión presidencial para tratar de recuperar su inversión. Ahora acaba de presentarse una nueva historia parecida en Colombia, en la que miles de ecuatorianos se encuentran afectados por su afán de ganar más sin medir las consecuencias, encontrándose casi en la ruina, pues muchos de ellos llegaron a vender sus propiedades e hicieron préstamos a entidades financieras para acceder al beneficio de un 150 por ciento más, que no lo verán al quebrar o desaparecer las entidades financieras en las que tenían sus dineros. Colombia está conmovida por la afectación a miles más que fueron enganchados con las invitaciones a invertir pronto y recibir réditos de manera casi inmediata; y la cercanía con Ecuador movió en masa a los pobladores fronterizos que ahora pugnan por recuperar algo, pues muchos depositaron su cesantía en estos sistemas piramidales para perder años de sacrificios en un segundo. No hay forma alguna de impedir que una persona invierta su dinero en lo que considere más conveniente, pero es necesario que los gobiernos vigilen con mayor eficiencia el funcionamiento de estos entes financieros; y que el individuo cree conciencia que dejarse llevar por la tentación, sin sustentos financieros legales, puede llevarlos al permanente arrepentimiento.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala