Actualizado hace: 8 horas 46 minutos
EQUIPO
39 años en el corazón de los aficionados manabitas
Portoviejo Marcial Astudillo (i) y Alejandro Aguayo (d) formaron parte del equipo en 1969

Viernes 7 de noviembre. El domicilio de Alejandro Aguayo se convirtió en un camerino, no para dar las últimas indicaciones antes de un partido, sino para recordar aquel 15 de noviembre de 1969.

Sábado 15 Noviembre 2008 | 20:29

Sentado en el sofá Aguayo junto a Marcial Astudillo, en ese entonces entrenador, preparador físico y jugador de Liga Deportiva Universitaria, revivieron lo que fue el encuentro decisivo ante Juventud Italiana, en el estadio Modelo de Manta, hoy Jocay. En ese entonces con 38 años de edad, Astudillo, quien se define como un delantero hábil y con olfato goleador, había paseado su clase en algunos equipos del país y en Colombia. Durante el campeonato les había comunicado a sus compañeros que “yo he de jugar algún partido para que me vean porque todavía puedo hacerlo”. Su palabra la cumplió porque a pocos minutos del final llamó a Tito Mendoza y le dijo “voy a jugar en lugar suyo”. Justamente de sus pies nació el pase para el gol de Alejandro Aguayo, a los 43 minutos del segundo tiempo, suficiente para lograr el ascenso al fútbol profesional, en un torneo que tradicionalmente había sido dominado por los equipos mantenses. Aunque ya había participado en 1968, fue un día como hoy, sábado 15 de noviembre de 1969 cuando verdaderamente nació lo que hoy es el ídolo de los manabitas. Alejandro Aguayo, recuerda que en ese entonces no tenían sueldo, jugaban por “amor a la camiseta”. Uno de los pocos que recibía una compensación económica, era Vicente “Pichirri” Mera, pero porque él era comerciante de carne en el mercado, entonces le reconocían lo que dejaba de percibir cuando le tocaba jugar. No se ha podido consolidar como club Durante estos 39 años, Liga de Portoviejo ha navegado en diferentes direcciones, sin poder consolidarse como una verdadera institución. Freddy Navia está desde el 2007 como presidente del club, su periodo concluye en el 2011. Durante este tiempo considera que está cimentando las bases, pero que para esto deben unirse los manabitas. "Cuando el equipo no está bien, cierta parte de la prensa es muy dura, y eso afecta mucho a la dirigencia, por eso hay muchos manabitas que han estado en el equipo y no quieren participar nuevamente, aquí lo principal es estar unidos", reconoce el dirigente. SIN COMPLEJO La fundación Liga de Portoviejo, tiene un terreno en la vía a Santa Ana, actualmente hay dos canchas de fútbol, pero no son utilizadas por el equipo de mayores. DESCENSO En el 2002 Liga de Portoviejo vivió una de sus peores campañas, descendiendo a segunda categoría, pero al siguiente año logró retornar al fútbol de primera. RECUERDO Alejandro Aguayo todavía conserva el recorte de la hoja volante, donde los dirigentes del Juventud Italiana invitaban a los aficionados a dar la vuelta olímpica. LOS DEL ASCENSO Fulton Delgado Máximo Jaramillo (+) Samuel Polanco (+) Vicente Mera César Vallejo Ulbio Alcívar Alfredo Chiriboga Jorge Molina (+) Gualberto Moreira Hugo Pita (+) Antonio Zambrano Ricardo Vinces Marcial Astudillo Pablo Vélez Joffre Guevara Alejandro Aguayo Tito Mendoza Gonzalo Mejía Alfredo Paredes Manuel Minuche Eduardo Vélez: Yo estuve en el partido Fue un sábado especial. Los buses de la Cooperativa CTM se llenaban para dirigirse a Manta. El chofer del transporte en que me tocó viajar, nos explicó que no nos iba a recoger frente al estadio sino una cuadras más atrás, por precaución; ese caballero tuvo razón, fue uno de los pocos automotores que se salvaron de la rotura de los ventanales. Ya en el estadio las estrechas gradas del Modelo, hoy Jocay, estaban repletas de aficionados. Cuando Alejandro Aguayo remeció las redes del arco mantense, fue tanta la emoción que en mi caso, olvidé tomar las gráfica de la celebración y me uní a festejar con los jugadores. De pronto los aficionados locales desde la parte de afuera comenzaron a lanzar proyectiles contra la barra de Liga que también respondió. Cuando la calma aparentemente había vuelto, iniciamos la salida, a pocos metros de llegar a la puerta de acceso a la cancha, alguien lanzó un botella de cerveza que se estrelló en el marco de hierro, los vidrios se esparcieron por todas partes, una esquila se me incrustó en la pantorrilla pero no la sentí, fue un policía que observó la basta de mi pantalón con sangre, alguien intentó llevarme en una camilla pensando que realmente estaba herido, y les expliqué que no tenía nada hasta que alguien con algodón y alcohol comprobó que era una pequeña herida sin importancia. Ya en la carretera busqué el bus, pero se había ido, entonces me subí al balde de una camioneta hasta llegar a Colorado (Montecristi) donde muchos vehículos esperaban en caravana a los jugadores. Lamentablemente el fenómeno El Niño de 1982 inundó las instalaciones de El Diario y se malograron las fotos que con una cámara Kodak había tomado. Fui fotógrafo oficial del equipo durante 15 años en casa y afuera, hasta que una vez tuve un accidente de carretera y dije nunca más. El aliento desde las gradas En los últimos años la presencia de barras organizadas se ha multiplicado en el estadio Reales Tamarindos, pero sin dudas han sido íconos el hoy fallecido Miguel Ángel "Panita" Paredes, quien en su juventud siguió con su bombo dentro y fuera de la cancha al plantel; hasta el año anterior "Charrito", otro aficionado fiel, hizo flamear la bandera del equipo verde y blanco en un sector de la tribuna del escenario de la avenida Universitaria, actualmente su estado de salud no le permite asistir a los partidos. Mafia Verde, Currincho Sport, San Pablo, Ciclón Santa Cruz, entre otras tienen sus cánticos en cada encuentro. De ellos Mafia Verde presidida por Jorge Toala es la más organizada y la que más colorido le pone en cada programación, incluso apoya al plantel dentro y fuera de la ciudad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala