Actualizado hace: 52 minutos
PORTOVIEJO
Por robarle motocicleta fue disparado en la cabeza
DOLOR María Mendoza junto a la camilla donde yacía el cuerpo de su hijo. La mujer no dejaba de llorar. Ella no quería que a su hijo se le retirara el oxígeno artificial

Un hombre fue disparado durante el asalto y robo de su motocicleta. El disparo en la cabeza lo descerebró.

Viernes 14 Noviembre 2008 | 21:30

“Pobre de mi hijo, nunca pensé verte así. A esta hora deberías estar trabajando”, repetía entre lágrimas María Mendoza, mientras observaba el cuerpo inmóvil de su único hijo, Egtdubar Rigoberto Sornoza Mendoza (38), conectado a un respirador. Él se convirtió, la tarde del miércoles, en víctima de la delincuencia, cuando unos hombres le dispararon para robarle la motocicleta que había comprado hace 7 meses, con su sueldo de gasfitero. El hecho se registró a las 18h30 del miércoles, en la calle 26 de Septiembre a la altura del Seminario San Pedro. Egtdubar Rigoberto fue llevado hasta el hospital Verdi Cevallos, donde los médicos indicaron que el proyectil lastimó parte de la masa encefálica, dejándolo descerebrado. La bala ingresó por el párpado derecho. Hasta el mediodía de ayer, su madre se negaba a retirarle el oxígeno. Hasta el cierre de la edición, la víctima permanecía en coma. Lo que sucedió Arsenio Sornoza Cuenca, padre, contó que el cuarto de sus seis hijos, salió de la casa, ubicada en la calle Portoviejo y Oswaldo Loor, ciudadela Santa Cruz, acompañado de un amigo, a quien llevó hasta la calle 15 de Abril, pero al regresar éste recibió una llamada al celular y se detuvo a contestar. En ese momento fue sorprendido por dos sujetos que se movilizaban en otra motocicleta. Uno de los delincuentes disparó y luego le arrebató la moto, color azul, de placas M023240. La policía realizó un operativo por el sector pero no pudo detener a los implicados en ese momento. Ayer en la tarde, la policía realizó un trabajo de inteligencia, logrando capturar al presunto autor del disparo, el cual se encontraba en el interior de una casa y en su poder tenía drogas y un arma de fuego, con la cual presuntamente disparó a Sornoza. SIN OPERACIÓN Los médicos indicaron que Egtdubar Rigoberto Sornoza Mendoza no podía ser operado ya que la bala comprometió el cerebro. SEGURIDAD Amigos y familiares de la víctima piden a la policía incrementar los controles en el sector ya que son víctimas de asaltos y robos por parte de motociclistas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala