Actualizado hace: 1 hora 30 minutos
PORTOVIEJO
Agricultor se ahogó luego de sufrir un ataque epiléptico

Manuel Ysaliano Bravo Ponce, de 46 años, sufrió un ataque epiléptico cuando se bañaba en el río Portoviejo, por lo que se ahogó. Sus familiares y amistades lo encontraron sin vida alrededor de las 15h00 de ayer.

Viernes 14 Noviembre 2008 | 21:28

El hecho se suscitó en el sitio Higuerón Adentro de la parroquia Picoazá de Portoviejo. Justamente, al frente de la casa de donde radicaba el hoy occiso, pasa el río, por lo que cuentan sus allegados que todos los días tomaba un baño en el lugar luego de llegar de trabajar. Su tarea era de jornalero. Ayer llegó a casa, donde vivía con un tío y una prima, cerca de las 13h00. Almorzó e inmediatamente se marchó al río. Cerca de las 15h00, niños del sector se dirigieron al río para bañarse y se percataron que prendas de ropa estaban flotando en el agua. Acudieron a personas mayores para comunicar lo visto. Los adultos se dieron cuenta que la ropa encontrada pertenecía a Bravo, por lo que comunicaron a los familiares. Inmediatamente inició la búsqueda y a los pocos minutos encontraron a Bravo sin vida. Paulina Bravo Bravo, quien vivía con el hoy fallecido, mencionó que Manuel no era casado y tampoco tenía hijos. Presumió que la muerte fue ocasionada por un ataque epiléptico. “Él sufría de epilepsia, pero nunca le había dado cuando estaba en el río. Me imagino que cuando sufrió el ataque no pudo hacer nada y se ahogó”. La policía llegó hasta el lugar de los hechos para hacer el levantamiento del cadáver. PADRE Lino Alfonso Bravo, padre de Manuel, dijo que ahora espera que su hijo goce de la gloria eterna. Lo recuerda como una persona cariñosa y bondadosa. TRISTEZA Los vecinos y amigos de Manuel llegaron hasta la casa, donde lo tenían, hasta que llegara el ataúd, sobre una mesa de madera para darle el último adiós.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala