Actualizado hace: 1 hora 51 minutos
Alfonso Delgado González
El aeropuerto Los Perales

Por situaciones estratégicas y de seguridad, el aeropuerto para servir a Bahía de Caráquez y a la vasta zona norte manabita se lo construyó en San Vicente, más concretamente en el barrio Los Perales, por lo que incluso se lo denominó con este nombre. Este aeropuerto ha venido operando desde hace aproximadamente 60 años y su movimiento fue intenso, de manera preferente a través de las avionetas. Compañías como AREA y TAME tuvieron vuelos regulares con sus aviones.

Miércoles 12 Noviembre 2008 | 19:43

Lo mismo sucedió con ANDA y CEDTA con el servicio de avionetas. Incluso, la pista fue ampliada con la introducción de los aviones modernos. Pero, desde hace un poco más de 10 años, este aeropuerto que ahora es jurisdicción del cantón San Vicente, ha disminuido notablemente en su accionar aéreo, ya que es mínimo el tráfico que por él se realiza. Ya no está contemplado en los planes de ninguna línea aérea. No está incluido en las rutas regulares, habiéndose centralizado las operaciones en Portoviejo y Manta. Por esta razón, los usuarios que requieren de transportación aérea, tienen que movilizarse desde y hacia esas dos ciudades o utilizar la transportación terrestre que no deja de ser molestosa por el tiempo empleado y por las condiciones deprimentes de las carreteras manabitas, principalmente las de acceso hacia este sector. Es conocido que nuestra zona norte goza de una gran acogida en lo que tiene que ver con el turismo receptivo, por la variedad de atractivos naturales que por acá se ofrecen. Y siendo este renglón una de las principales fuentes de ingreso con que se cuenta para el presente y el futuro económico, sería conveniente que la llamada industria sin chimeneas reciba todo el apoyo e incentivos que los organismos correspondientes deben dar para el fomento de esta actividad, ya que no es suficiente con lo que la naturaleza ha dado. Y una de las maneras de participar en esta necesaria aportación es precisamente mejorando la transportación. Por un lado, reconstruyendo la red vial y por otro, incluyendo al aeropuerto Los Perales en los itinerarios regulares de las líneas aéreas. Es tiempo entonces, que los municipios involucrados en este turismo receptivo aúnen esfuerzos y trabajen mancomunadamente por conseguir las necesarias mejoras en el tráfico terrestre y aéreo. Y a propósito del aeropuerto Los Perales y de su seguridad para la navegación aérea, se hace una necesidad imperiosa la reubicación de una industria artesanal de pescado que de manera anti técnica está siendo construida frente al terminal aéreo. Parecería que las autoridades no se han dado cuenta de los graves riesgos por el impacto ambiental, ante la proliferación de aves marinas que atraería ese proyecto de acopio y faenamiento de pescado. Mejor es prevenir que lamentar.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala