Actualizado hace: 3 horas 45 minutos
CONSTRUCCIÓN
Obra pública provoca escasez
VENTAS Ayer en la mañana, decenas de personas pugnaban por obtener unos cuantos sacos de cemento en las afueras de la ferretería Zambrano ubicada en la calle 15 de Abril. En este local se vendió hasta cinco sacos por persona

Jacinto Álava ayer tuvo que hacer cola desde las 06h00 en una de las distribuidoras de materiales de construcción de Portoviejo para adquirir unos cuantos sacos de cemento.

Miércoles 12 Noviembre 2008 | 19:10

Él vive en la vía a Manta y necesita ocho sacos de este insumo para unas adecuaciones que está haciendo en el piso de su casa. Después de más de cuatro horas de esperar sólo le vendieron cinco. Esto porque desde hace unos 20 días el cemento está escaso en la ciudad ya que el cupo que llega a las distribuidoras se ha reducido en un 50 por ciento y según se indicó se debe a la gran demanda de materiales de construcción por parte de las compañías que realizan obras públicas a nivel nacional. Por ejemplo el dueño de la ferretería Zambrano ubicada en la calle 15 de Abril, Sandro Zambrano, indicó que normalmente expendía unos 3 mil sacos de cemento al día, pero ahora tan sólo le llegan 1.400 sacos. Agregó que de esta cantidad más del 70 por ciento lo vende a compañías constructoras e ingenieros que tienen contratos públicos, lo que ha provocado un déficit para la ciudadanía. Prioridad Ante esto dijo que ha optado por no vender más de cinco sacos por persona y que la prioridad la tienen sus clientes antiguos y quienes lleven otra clase de materiales como el hierro, es decir en combo. Según Zambrano es una estrategia para evitar que se forme el caos. Pero esto no les gusta a los compradores. Es el caso de Galo Guillén, quien manifestó que tiene el derecho de adquirir el insumo sin tener que llevar otro material ya que eso es especulación. Mediante contacto telefónico el intendente de Policía, Alfredo Poggi, ratificó que la falta de cemento se debe a la excesiva obra pública que actualmente se construye en el país, aunque también mencionó que no se puede obligar a comprar a la gente en combo y advirtió que las distribuidoras que lo hagan pueden ser sancionadas de acuerdo a la Ley de Defensa del Consumidor. En la distribuidora de materiales de construcción Aliatis, ubicada en la avenida del Ejército, también se siente la falta de cemento. El dueño de este local, Rómolo Aliatis, mencionó que de los 5 mil sacos diarios que vendía actualmente expende 2.100 sacos. Aquí, al igual que en otras distribuidoras, el 80 por ciento es adquirido para obra pública. Aliatis agregó que no ha puesto cupo a las personas pero aclaró que si hacen un pedido grande lo entrega por partes.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala