Actualizado hace: 37 minutos
Petroecuador descarta daños en oleoducto

La empresa estatal de petróleo de Ecuador, Petroecuador, descartó hoy que el aumento de actividad del volcán Reventador, situado en la Amazonía, hubiese dañado el Sistema del Oleoducto Transecuatoriano (Sote), que transporta el crudo desde el oriente hasta la costa. "Este fenómeno no compromete la integridad" del Sote y "su operación es normal", puntualizó Petroecuador en un comunicado.

Lunes 10 Noviembre 2008 | 17:10

El aumento de actividad del volcán se presentó el pasado fin de semana. La institución indicó que mantiene contacto permanente con los técnicos del Instituto Geofísico, quienes afirmaron que se trata de "tremor sísmico con emanación de material incandescente a nivel superficial, dentro del proceso eruptivo". Añadió que el material incandescente, está descendiendo por los flancos sur y norte del cono de la caldera del volcán, sin afectar la tubería del Sote. El Oleoducto Transecuatoriano que nace en Lago Agrio, recorre 503 kilómetros hasta el puerto petrolero de Balao, en la provincia de Esmeraldas, transportando un promedio diario de 363.626 barriles de crudo que Petroecuador extrae en las áreas productivas de la región amazónica y de algunas compañías usuarias del ducto. La empresa estatal recordó que el 6 de mayo de 2003, el Sote sufrió una rotura como consecuencia del deslave ocurrido por la acumulación del material en el cráter del volcán Reventador, que coincidió con la estación lluviosa en el Oriente ecuatoriano. Este incidente provocó la suspensión de sus operaciones durante siete días. El Instituto Geofísico (IG) descartó ayer una posible erupción violenta del volcán Reventador, a unos 90 kilómetros al este de Quito y cuya actividad aumentó drásticamente el pasado sábado. Sobre la base de la información de que dispone, el IG "descarta la posibilidad que se trate de una erupción explosiva", superior a la que se registró el tres de noviembre de 2002, cuando el coloso lanzó al aire toneladas de ceniza que, por efectos del viento, se depositaron sobre la capital ecuatoriana. El IG advierte que, con base a los estudios y al comportamiento histórico del volcán, "se puede concluir que la actual actividad eruptiva tiene como principal producto un flujo de lava que está descendiendo por el flanco sur" de la montaña. Esa actividad ya se registró en julio pasado, durante otro pulso eruptivo del volcán, que desde el año 2002 ha presentado varios periodos en los que su actividad aumenta. Después de ese pulso eruptivo, la actividad sísmica del volcán disminuyó, aunque no por bajo del nivel considerado como normal, de unos 20 temblores leves internos por día. Sin embargo, el sábado anterior la actividad sísmica cambió con un incremento, sobre todo con sismos de "largo periodo" y un tremor o temblor "espasmódico", relacionados con el movimiento de fluidos dentro de la montaña. El Reventador, de 3.485 metros de alto, se encuentra en una estribación de la cordillera oriental de los Andes ecuatorianos, puerta de entrada hacia la Amazonía. Este volcán y el Tungurahua, en el centro de la cordillera andina de Ecuador, son los más activos del más de medio centenar de volcanes que existen en el país.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala