Actualizado hace: 1 hora 29 minutos
SEGURIDAD
Nadie frena a la delincuencia
MEDIDA Mientras las zonas urbanas y comerciales de Manta y Portoviejo tienen mayor resguardo policial, en las vías y zonas rurales los delincuentes han incrementado los delitos

Los delincuentes en Manabí cada vez son más osados. No les temen ni a los promocionados "intocables", un grupo élite de la Policía que hace quince días llegó a Manta a tratar de disminuir los delitos y sobre todos los asesinatos que se cometían, en promedio, hasta 8 por mes.

Viernes 07 Noviembre 2008 | 20:20

Aún así y casi en las narices de ellos, la madrugada del domingo asesinaron a Luis Mera Lituardo, de 28 años, en el barrio Nueva Esperanza. Además los asaltos a buses y carros con mercaderías se mantienen en la provincia. Ayer en la vía Portoviejo-Santa Ana fue asaltado un camión de una distribuidora, mientras que el miércoles en el sector de Puerto Loor de Rocafuerte cinco sujetos fuertemente armados asaltaron a empleados de una compañía farmacéutica. En Montecristi, el fin de semana se robaron 4 carros; en Jaramijó uno y los asaltos a buses en la vía Rocafuerte-Tosagua son casi a diario, según los conductores de las cooperativas que por allí transitan Debilidades en sectores La percepción ciudadana es que la Policía en su afán de reforzar la seguridad en Manta, movió a policías de los demás cantones de Manabí y los llevó al puerto. Así, plazas como Chone, Pedernales, El Carmen, Sucre, Jaramijó, Montecristi y otros cuentan con menos policías ya que por lo menos uno se fue a reforzar la plaza de Manta. Aquello provoca efectos colaterales como, por ejemplo, por la presencia de los "intocables" muchos delincuentes han empezado a salir de Manta y llegan a los demás cantones que están con menos policías y pueden delinquir más fácil. “Definitivamente los delincuentes no se van a poner a trabajar en algo honrado; ellos seguirán delinquiendo donde puedan”, expresó un ciudadano. Mejora en Manta En Manta la percepción es que la presión ciudadana y de varios organismos, están dando sus frutos. En los fríos número el índice de asesinatos ha bajado de manera considerable, ya que hasta octubre antes de la llegada de los "intocables" registraban 88 crímenes, es decir 4 por quincena; en los primeros quince días del grupo se registró uno. Aquello ha aumentado la confianza de las personas. Para Milton Grijalva, comerciante, la seguridad está mejorando y se siente la presencia de la Policía. Destacó que es importante que quienes deban ejercer la justicia lo hagan con principios y no con padrinazgos, que a decir de Sánchez ha sido uno de los problemas en Manta. Edison Barrera, jefe de la Policía Judicial, señaló que los trabajos de investigación que venían realizando finalmente están dando resultados. Así mismo aclaró que las detenciones de varias personas acusadas de asesinato, se están dando recién, pero no era por falta de investigación, sino que a los sospechosos no se los podía localizar. El nuevo jefe del comando de Manabí, Alberto Revelo, dijo que el objetivo de ellos es desbaratar todas las bandas que operan en Portoviejo y Manabí, prefiere no dar cifras de cuantos son los "intocables" ni de los movimientos que realizan internamente ya que, argumentó, eso es estratégico. Lo único que pidió es que la ciudadanía tenga paciencia porque el equipo que tienen es muy profesional y con alto éxito en la investigación, al punto que ya han detenido a 4 sujetos considerados peligrosos, por ello cree que a mediano plazo podrán brindar mejores resultados. También consideró que un sector clave en el éxito del programa, es la parte judicial que aplique su contingencia. CIERRE DE CACHINERÍAS Y DESARME CIUDADANO Con el fin de evitar la venta de artículos robados, el ministro de Gobierno, Fernando Bustamante, dispuso el cierre de todas las cachinerías del país. La medida es uno de los 11 puntos que se replantearon en el Plan de Seguridad Nacional, durante la reunión que mantuvieron, el miércoles, las autoridades pertinentes con el presidente de la República, Rafael Correa. Para estos operativos se dispuso, también, que más de 1.000 policías, que laboran en oficinas, salgan a las calles para patrullar. "Vamos a acabar con el comercio ilegal que, además de estar fuera de la ley, promueven el robo", aseveró el secretario de Estado. Otro punto replanteado es el cierre de los talleres artesanales de fabricación de armas, así como también, incitar a la población al desarme voluntario. "Sus propietarios deberán insertarse en un plan de incentivos laborales para la conversión productiva", manifestó. Para el control de las fronteras, Bustamante señaló que se aplicará el sistema biométrico, es decir, la identificación de la persona bajo huella digital con el fin de determinar sus antecedentes. En Portoviejo y Manta son muy conocidas las cachinerías tanto de artículos de casa como de vehículos. En la provincia se considerá que los cachineros piden robos express.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala