Actualizado hace: 27 minutos
Editorial
Remezón en el gobierno por la inseguridad social

La inseguridad social es una de las realidades que está presentando factura al gobierno nacional por la indiferencia que éste le ha mostrado por cerca de dos años, período desperdiciado sin tratar de enfrentar sus motivos y dejar que crezcan sus repercusiones.

Jueves 06 Noviembre 2008 | 18:16

Al presidente Rafael Correa lo está incomodando la falta de respuesta de sus colaboradores así como de la Policía Nacional, tal como se evidenciara en su última cadena nacional sabatina, en la que expresó su malestar porque la delincuencia no es combatida como él pretende. La inconformidad de Correa empujó las renuncias de los subsecretarios de Gobierno, Sebastián Roldán; y de Seguridad Ciudadana, Valentina Ramia, nombres que se unen a la lista de ex funcionarios del régimen afectados por las exigencias del mandatario nacional. Y es que las repuestas en algunos casos no llegan rápidamente, probablemente porque la situación irregular a cubrir requiere más que buenos deseos; pues además de la ausencia de una buena planificación se requiere una concienciación de los objetivos a seguir y los recursos para lograrlos. En Manabí, para ofrecer una respuesta acelerada a las necesidades y comprensibles presiones de Manta, se tomó prestado efectivos policiales de otras plazas manabitas y del país, adoptándose medidas especiales como la de mandar a las calles a los uniformados que cumplían labor administrativa. Medida apurada que fue adornada con la remoción de los principales de la comandancia policial provincial y de Manta, similar a la que en alguna ocasión se efectuó con resultados momentáneos, pues si bien bajó el índice delictivo, éste con el tiempo creció. Y volverá a suceder, si el corte a la mala hierba no se lo hace tratando de eliminarla desde sus raíces, que están hincadas profundamente en terreno abonado por la pobreza, el desempleo, el analfabetismo, la corrupción y hasta el mismo paternalismo que engaña al crear facilismos que alimentan al ocio y promueven la irresponsabilidad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala