Actualizado hace: 40 minutos
Los cubanos no ven con malos ojos al nuevo enemigo

Los cubanos no ven con malos ojos la elección de Barack Obama como nuevo presidente de Estados Unidos, el histórico enemigo de la revolución y al que La Habana atribuye buena parte de los problemas de la isla. Sin esperar a que el Gobierno se pronuncie sobre el resultado electoral y con los diarios oficiales poniendo en duda que el nuevo mandatario represente el "cambio", los cubanos no esconden hoy su esperanza de que la llegada de Obama a la Casa Blanca traiga cambios para el vecino del norte y para la isla.

Miércoles 05 Noviembre 2008 | 16:22

"Cuando Fidel habla bien de él, es que él es bueno. Fidel no se quema", dijo a Efe Obdulio, vendedor de libros de 68 años de edad, que ve el triunfo del demócrata como "un beneficio para toda la humanidad". El ex presidente Fidel Castro ha escrito que Obama "es sin duda más inteligente, culto y ecuánime que su adversario republicano", John McCain, y "tiene bien articuladas sus ideas y golpea una y otra vez con ellas en la mente de los votantes". El librero señaló, no obstante, que Obama sigue defendiendo el sistema de su país, "por eso está puesto ahí", y que "aunque está disfrazado de Caperucita (...) es un león del sistema". César, de 27 años, siguió la campaña de cerca y el resultado le dejó "muy contento", porque cree que con el triunfo del demócrata "puede haber una mejora para Cuba en todos los sentidos". "Va a tratar de cambiar la imagen de los Estados Unidos al mundo, y en Cuba puede que logre que las relaciones mejoren, no tanto políticamente, pero sí en lo económico. Puede ser que se quiten algunas leyes duras que ha tenido este compañero que se fue", comentó aludiendo al saliente George W. Bush. Otros cubanos, como Julio, taxista de La Habana, lo ve en términos más prácticos. "Ojalá empezaran a mandar un poco de turismo americano, a ver si mejora la cosa", dijo. La prensa cubana, toda estatal, dedica hoy espacios apenas valorativos a la contienda en el país norteamericano. Granma, periódico oficial del gobernante Partido Comunista, hace una llamada en primera plana a un artículo de página entera en el que revisa la trayectoria política de Obama y la cronología de la campaña, no sin dejar de preguntarse si el nuevo presidente es realmente el candidato del cambio. Mucho más breve, el diario Juventud Rebelde no recoge la elección en portada y apenas dedica un cuarto de página al triunfo demócrata, con alusiones a los discursos de los candidatos y las cifras de los votos electorales. Las cábalas en la isla sobre las implicaciones del triunfo de Obama comenzaron hace meses, pero las repercusiones reales, pendientes de los pasos concretos que dé el nuevo mandatario, parecen aún lejos de traducirse en una acercamiento entre los dos países, según analistas consultados por Efe. "En política internacional, está claro que la atención de Obama se va a centrar en un escenario de crisis, con dos guerras. Ahora veremos cómo se va a desarrollar la situación y si el presidente se ajusta a lo que dijo durante la campaña", indicó un analista europeo. En su opinión, "no habrá cambios de la noche a la mañana" entre Estados Unidos y Cuba, para cuyo Gobierno, dijo, la presencia de Obama en Washington es una dificultad, no es una ventaja, ya que es "realmente una novedad" que no encaja en la figura del tradicional líder del país antagónico a la isla. El gobernante cubano, general Raúl Castro, ha reiterado su disposición a sentarse con el nuevo inquilino de la Casa Blanca para resolver "el diferendo" entre los dos países, algo a lo que Obama está dispuesto, según dijo en la campaña. De acuerdo con disidentes como Oscar Espinosa Chepe, uno de los 75 opositores condenados en juicios sumarísimos en 2003, tras el triunfo de Obama, ahora "la pelota la tiene Raúl Castro en su campo". El moderado Manuel Cuesta Morúa, de Arco Progresista, subrayó que el resultado electoral supondrá para Cuba "la eliminación más paulatina que acelerada de los pretextos que ha venido utilizando durante 50 años el Gobierno de plaza sitiada". "Se requeriría de mucha imaginación de las autoridades cubanas, que creo que no tienen, para mantener la confrontación con los Estados Unidos", agregó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala