Actualizado hace: 24 minutos
ACTIVIDAD
La pesca artesanal pilar de la economía del cantón

La pesca artesanal sigue moviendo la economía de Manta a pesar de la ausencia de una política de Estado y de estrategias en el sector para salir adelante.

Domingo 02 Noviembre 2008 | 16:44

El cantón, que se apresta a cumplir 86 años de creación, se identifica por la actividad artesanal de 35.000 hombres de mar, entre armadores y pescadores, a quienes no han llegado los programas de capacitación y financiamiento para emprender en mejoras de sus embarcaciones y cambiar las condiciones de vida de ellos y sus familias. La flota artesanal está compuesta por 220 barcos pesqueros de diferentes calado, con una tripulación que bien puede estar integrada por 20 hombres. Están, además, las 4.500 fibras en las que navegan entre 4 y 5 hombres en faenas de pesca. Añoranzas Segundo Castro, armador pesquero, extraña los buenos tiempos de la pesca artesanal. Hace 40 años la pesca era abundante y se encontraba cerca de la orilla del mar, pero en los últimos diez años las cosas se han puesto difíciles y hay que invertir más en avituallamiento y tecnología para atraer la pesca, que se aleja por las condiciones climáticas y la masificación de la flolta artesanal e industrial, anotó. Para él son necesarios los controles a los industriales y los barcos extranjeros, que son los que se llevan los productos ictiológicos. Ahora mismo tenemos frente a las costas a 5 pesqueros de Costa Rica, a los que se sumarán 10 más de la misma bandera, señaló Castro. Quince años navegando Wilmer Pincay se inició en las faneas del mar a la edad de 13 años, pescando con caña, anzuelo y red. Luego se volvió un experto en la pesca de long line que extrae albacora, picudo, tiburones, pez espada y otras. Hoy, a los 29 años, dejó de ser tripulante de otras naves para navegar en una fibra de su propiedad. Administro mi embarcación y doy trabajo a otras personas, dijo Pincay, quien sólo recorre dos millas de mar para la captura de pesca blanca o de menudeo. Cadena comercial La pesca artesanal abastece el mercado nacional. La mayor parte del producto se comercializan en Quito, Guayaquil y Santo Domingo de los Tsáchilas, y en las empacadoras que cubren el mercado norteamericano con la especie del dorado. En el caso de la carne y aletas de tiburores llegan a los mercados de Colombia y Perú, dijo Jorge Chiriboga, comerciante pesquero. La crisis financiera mundial alcanza al comercio de la pesca. El mercado asiático ha bajando la demanda dealetas de tiburones, provocando baja en los precio. Hoy solo se paga 25 dólares por el juego de aletas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala