Actualizado hace: 27 minutos
EE.UU.
El voto directo no decide quién será el próximo presidente
RECINTO Los residentes de Ft Lauderdale, Florida, comenzaron a votar anticipadamente el 20 de octubre. En ese estado están en juego 27 votos electorales

Llegó la cuenta regresiva para elegir al próximo presidente de los Estados Unidos. El demócrata Barak Obama medirá fuerzas con el republicano Jhon McCain que aspira dar la sorpresa este martes cuando se realice un proceso electoral.

Sábado 01 Noviembre 2008 | 21:46

Ni Obama ni McCain llegarán a la Casa Blanca gracias al voto directo sino que lo harán por los electores del Colegio Electoral. ¿Cómo funciona esto? Muy sencillo: Cada estado tiene asignado un número de votos electorales igual a la suma de los representantes y senadores con que cuentan en el Congreso. El candidato que logre la mayor cantidad de votos populares en un estado, se queda con todos sus votos electorales. Para ganar los comicios, debe obtener la mayoría de los 538 votos electorales en disputa, de allí la importancia en ganar estados clave o indecisos. 270, el número mágico El Colegio Electoral está integrado por 538 electores, número que está en vigencia desde 1964. La Constitución le asigna a cada estado un número de votos electorales -personas elegidas que votan de acuerdo a la voluntad popular- igual a la suma de los representantes y senadores con los que ese estado cuenta. Estas personas se reunirán unos días después de las elecciones del martes y elegirán al ganador. El número de estos "votantes" por cada estado es determinado por censo cada 10 años. Esto quiere decir que los estados con mayor densidad poblacional, tendrán mayor número de votos electorales. El estado más densamente poblado, California, es el que tiene más bancas en el Congreso por lo que sus votos electorales son 55. Texas, por ejemplo, tiene 34, mientras que New York cuenta con 31 votos electorales. Florida, el cuarto estado más denso, tiene 27 votos electorales. Montana, por el contrario, donde viven más búfalos que seres humanos, cuenta con 3 votos electorales. El candidato presidencial que logre la mayor cantidad de votos directos (populares) en un estado, se queda con todos sus votos electorales. Por esta razón, los estados con más habitantes son los más preciados por los candidatos ya que acarrean mayor cantidad de votos electorales, como los ya mencionados. En cada elección presidencial se ponen en juego 538 votos electorales. Un candidato necesita un mínimo de 270 votos electorales (la mayoría) para ser elegido presidente. Si bien cada candidato apunta a la obtención de la mayoría de votos populares, la meta final es ganar la mayor cantidad de estados, especialmente aquellos con más votos electorales. En caso que ninguno de los candidatos logre la mayoría de los sufragios electorales, la Casa de Representantes elegirá al presidente y el Senado hará lo propio con el vicepresidente. La responsable de señalar quién es el ganador es la Cámara de Representantes, cada miembro de la Cámara vota por los estados, y la delegación de cada estado emite un voto. El presidente y el vicepresidente prestan juramento y asumirán sus cargos el 20 de enero siguiente a la fecha de la elección. Las elecciones presidenciales se hacen siempre el primer martes después del primer lunes de noviembre. LOS INDECISOS Obama y McCain calculan tener unos 200 votos electorales cada uno, así que los estados indecisos tienen gran importancia. EL VOTO LATINO La población latina es la minoría étnica de más rápido crecimiento en EE.UU., con más de 46 millones de personas CERRADA DISPUTA Según The Wall Street Journal, de celebrarse las elecciones ahora, Obama obtendría un 47% de los votos y McCain (foto) un 46%. Qué nos conviene más a los ecuatorianos Para Jacinto Kon Loor, ex asambleísta portovejense, la política republicana no ha sido un buen referente para los latinos que residen en Estados Unidos. Opina que McCain, de llegar al poder, será "implacable" con el tema migratorio y marcará distancia con los gobiernos socialistas. "Si nos conviene o no Obama, eso es difícil de saber, él obedece a un sistema de renovación para con su pueblo y no para los países latinoamericanos donde no formuló un anuncio concreto", comentó. Para el Constitucionalista René de la Torre, ninguno de los dos candidatos tendrán incidencia en Ecuador porque "ellos estarán interesados en ayudar a su nación para salir de la crisis económica". Dijo que la política norteamericana no va a cambiar porque siempre lo que hagan sus mandatarios será proteger los intereses de las multinacionales y escuchar al Pentágono. Personalmente cree que Obama, hasta por su color va a ganar, ya que la sociedad norteamericana desea acabar con el conflicto en Irak y Afganistán. Marisela Vélez Pico, abogada y docente, dijo que mientras en Ecuador persista un gobierno de izquierda, ni Obama ni McCain buscarán acercamientos. "Ecuador no ha sido condecendiente con EE.UU., un ejemplo claro es el no haber renovado la permanecia de la base militar de Manta", sostuvo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala