Actualizado hace: 1 hora 51 minutos
JUSTICIA
Un juez habría aceptado tácitamente integrar CNE

Veinte de los 21 ex magistrados de la desaparecida Corte Suprema de Justicia -sorteados el miércoles- rechazaron públicamente la nominación para conformar el Consejo Nacional de Justicia.

Viernes 31 Octubre 2008 | 21:42

En una reunión desarrollada ayer, 20 de los 21 favorecidos en el sorteo que realizó el Consejo Nacional Electoral (CNE), resolvieron no aceptar la designación, argumentando que ya fueron cesados de sus funciones y que no se puede jugar con su dignidad. El único ex magistrado que habría aceptado tácitamente el nombramiento de juez de la nueva Corte, sería José Vicente Troya, quien no estuvo en el momento de la resolución. Excusas no sirven Sin embargo, para el CNE las excusas no sirven, y por eso resolvió encargar a los favorecidos en el sorteo las funciones y responsabilidades de la Corte Nacional de Justicia hasta que se designe a los titulares. Ante la incertidumbre que se ha generado, el CNE decidió "apelar a la conciencia cívica de los ciudadanos a quienes se les ha encargado las funciones y responsabilidades, para que las asuman", expresó el secretario del CNE, Eduardo Armendariz, ante la prensa. Antes de que se realizara el sorteo, ocho ex magistrados habían presentado sus renuncias: Jaime Velasco, Roberto Gómez, Alfredo Jaramillo, Pilar Sacoto, Viterbo Cevallos, Fernando Casares, Marco Guzmán y Hernán Salgado. Esas renuncias son las que generan incertidumbre. Hay quienes consideran que de quedar la Corte en acefalía, elproblema debe solucionarse mediante una ley especial. Al respecto, el CNE dijo que ese problema no le compete, y que validarán el proceso con la entrega de credenciales hasta el miércoles. Eso significa que hasta el próximo miércoles se debe esperar para saber quiénes aceptan continuar como jueces y juezas de la Corte Nacional de Justicia, mientras, la situación continúa incierta.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala