Actualizado hace: 27 minutos
BOLÍVAR
Una gabarra que permitió "recuperar" comunidades

Por muchos meses, habitantes de los sitios Tigre, Bejuco, La Mariposa y muchos más de la zona rural de Bolívar estuvieron aislados de la ciudad de Calceta, su cabecera cantonal.

Jueves 30 Octubre 2008 | 20:39

En muchas ocasiones, como dice José Mero, ellos preferían ir hasta el cantón Pichincha porque su acceso a Calceta estaba bloqueado por el gran vaso que se forma aguas arriba de la represa la Esperanza. Ahora esa situación cambió porque en las orillas del embalse, en los sitios Julián y Tigre, de la parroquia Quiroga, el municipio de Bolívar puso una gabarra para sortear el agua. Una vez que cruzan en gabarra tienen un viaje de una hora hasta Calceta en una carretera en buen estado. Ahora muchas personas ya utilizan esta ruta, no sólo para visitar a sus familiares que no veían desde hace años sino para llevar a vender sus productos como cacao, café, gallinas y hasta vacas. Mayor flujo El personal responsable de la gabarra municipal lo forman Robert Párraga, administrador y responsable de su operatividad; Andrés Mora es el maquinista que conduce la embarcación de lunes a lunes sin parar, en horario de 06h00 hasta las 18h00. A ellos se suma Eduardo Molina, quien brinda seguridad. Párraga dice que ahora tienen mucho más trabajo porque se ha dado un inusual incremento de vehículos. Agregó que el flujo mayor es porque se terminó de construir el terraplén de la vía desde puerto Tigre hasta el sitio El Desvío del cantón Pichincha por parte del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, lo cual incentivó a más conductores a utilizar esta vía para el centro de la provincia de Manabí. “Es una vía que una vez terminada será el paso obligado de quienes se desplacen desde la provincia de Los Ríos”, adelantó Párraga. Hace tres meses el promedio semanal de carros que transportaban en la gabarra era de 250 a 300, pero desde que la vía quedó en condiciones para la circulación la demanda creció hasta casi 600 carros entre pequeños que pagan tres dólares y grandes que pasan por cinco dólares. A muchos vehículos no se les cobra.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala