Actualizado hace: 3 horas 10 minutos
Ricardo Roberto Quintana Cedeño
Cinco grandes razones por las que el Sí ganó en Manabí

Desde el último domingo en que por milésima vez los ecuatorianos fuimos a las urnas, para decidir nuestro futuro, quedó comprobado que siempre utilizamos la razón e inteligencia que Papá Dios nos dio en abundancia (alabado sea el Señor) para elegir la opción más correcta. Ninguna nación puede jactarse del elevado don de discernimiento que poseemos, y en especial los manabitas; es por eso que a continuación paso a detallar las cinco grandes razones llenas de sabiduría que nos guiaron al triunfo, y que amargaron a los miopes del NO, que no supieron divisarlas:

Martes 28 Octubre 2008 | 22:02

Primera: Manabí sede del legislativo.- Eso era más que obvio, no nos íbamos a quedar con reverendo elefante blanco encima; la Ciudad Alfaro era el sitio específico para mostrarle al mundo que la descentralización no es sólo cosa de textos bonitos escritos con nacionalismo criollo, sino hechos reales y concretos, que testifiquen que no sólo en las faldas del Pichincha se encierra toda la nacionalidad de la Patria, sino que ésta pulula en todos los rincones del Ecuador, aún en un cerro casi calvo de la costa ecuatoriana. Segunda: Manabí como región.- Claro, por nuestra extensión, cultura variada y la incontable riqueza natural, material y humana con que contamos. Y como los asambleístas no quisieron dejar dudas de que esta designación era correcta, se cantonizó el famoso sitio La Manga del Cura, terruño por siempre manaba, y se lo legalizó como el más novel de los cantones manabitas. Tercera: Manabí con carreteras de otro mundo.- Sí señores, por fin se nos hizo el milagro de contar con verdaderas carreteras, ¡qué digo carreteras!, autopistas de primer orden; atrás quedaron los días en que para ir a Portoviejo teníamos que dejar asegurados los riñones, porque de seguro que al regresar a casa necesitábamos unos de repuestos. Hoy podemos andar hasta en monopatín por nuestras carreteras, y en pocos minutos estamos en nuestros destinos. Cuarta: Manabí con precios de subterráneo.- Por fin quedaron atrás los días en que cuando íbamos al mercado, o mejor dicho al shopping, veíamos los precios de los productos pegados en los tumbados de los negocios y almacenes; hoy han bajado tanto los precios que están en los subterráneos; inflación bajo cero, desempleo bajo cero, crecimiento económico sobre 10. Y si a los gringos en los actuales momentos les falta plata, aquí nosotros les prestamos de la que nos sobra. Quinta: Manabí tierra segura cual ninguna.- Atrás quedaron los días en que sólo comprábamos el periódico para ver cuántos asesinados aparecían; atrás quedaron los tiempos en que mayor era el número de los muertos que de los vivos publicados. Hoy hay tanta seguridad que las funerarias han quebrado y las rezadoras y lloronas de velatorios han pasado a formar parte de los miembros de las horas locas de los establecimientos de diversión. Con estas cinco razones de peso, quien iba a votar NO. Ni lo duden, la inteligencia ya es de todos......! "La inteligencia ya es de todos..!"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala