Sábado 01 Noviembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 4 horas 50 minutos
DESTACADAS
¿Comer carne es malo?

CONSUMO Los nutrimientos más representativos de las carnes son las proteínas de alto valor biológico

Foto:
salud

¿Comer carne es malo?

Lunes 15 Septiembre 2008 | 17:41

En nuestro medio existen muchas personas a las que les encanta consumir carnes rojas, ya sean fritas, asadas, o en estofado, pero el consumo desmesurado de estas carnes pueden ocasionar molestias en la salud, como cito Meliton García, médico clínico.

Cristian Romero, tiene 25 años, pero desde hace uno dejó de consumir carnes rojas porque estaba teniendo cólicos renales más continuos. Él había escuchado a unos amigos que el excesivo consumo de carnes originaba los cálculos, acudió al médico y le recomendó dejar de comer carnes rojas y así lo hizo. “Hace ya siete meses que no me molestan los cólicos” dijo. Otro caso es el de Pedro Menéndez, quien sufre de ácido úrico, “cuando estuve mejor me despreocupe y volví a comer carnes y con eso volvieron los dolores en los talones” dijo. Ahora tiene que cumplir una dieta para que estos dolores cesen. “En primera instancia todo en exceso hace daño, su ingestión debe limitarse en aquellas personas con dolencias de los riñones, y afectadas por la gota o aumento de ácido úrico” dijoel médico Meliton García, detallando que el consumir demasiada carne roja resulta perjudicial debido a que tiene muchos restos hidrogenados, y puede ser tóxica para el cerebro, “no se puede dormir o se tienen pesadillas” dijo. Así le ha sucedido en más de una ocasión a Fernando Velazco, “se me ha hecho difícil dormir después de comer mucha carne, a quien no le ha pasado” señaló. Por su parte Brenda Velázquez afirmó que a pesar de lo que se diga seguirá comiendo carne "si lo más rico en las parrilladas es la carne, por ejemplo", enfatizó. Estudios La carne es una excelente fuente de aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales, y uno de los alimentos más apreciados por los consumidores, que lo incluyen en su dieta en mayor medida que el resto de los grupos alimentarios. Sin embargo este producto que procede del tejido muscular de los animales que se consideran aptos para el consumo, necesita ser sometido a condiciones de higiene controladas, un factor que en nuestro medio no se cumple, elevando las posibilidades de afectar más la salud. Muchos expertos advierten que el problema no es la carne en sí misma, sea del tipo que sea, sino su consumo excesivo y desequilibrado dentro de la alimentación cotidiana. Las grasas, tanto en su cantidad como en su variedad, son el componente cárnico que más diferencia a unas carnes de otras: algunas son muy ricas en grasas ricas en ácidos insaturados, considerados saludables, y otras contienen abundantes grasas saturadas, nocivas para las arterias. Meliton García MÉDICO CLÍNICO "Comer mucha carne puede provocar dispepsia y si está muy condimentada puede aumentar los problemas gastricos". Cristian Romero aFECTADO "Ahora como más frutas y verduras, y no me excedo en el consumo de carnes, los cólicos a los riñones son terribles". Brenda Velázquez consumidora "Me encanta la carne, la como en estofado pero es más rica frita, sin embargo hay que comerla en porciones adecuadas".

LO + LEÍDO

Tweets por @eldiarioec