Sábado 30 Agosto 2014 | ACTUALIZADO HACE: 5 horas 24 minutos
EDITORIAL

La licencia por puntos (Clemente Orellana Sáenz |C_Orellana @hotmail.com)

Lunes 18 Agosto 2008 | 18:03

Los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte de jóvenes entre los 18 a 30 años, produciendo una morbimortalidad muy alta, mayor que una guerra total y todos los fallecimientos por enfermedades de cualquier causa.

Y el factor básico de este fenómeno apocalíptico es la impericia de las personas que conducen un automotor, convertido en un instrumento de muerte y desolación,con graves secuelas para la sociedad y, especialmente, los familiares de víctimas inocentes, que perdieron la vida en manos de conductores ebrios o personas que no estaban facultadas por no haber obtenido en forma legal la licencia de conducir y lo hicieron en forma corrupta, pagando el documento en una verdadera mafia y red. El Ecuador es el único país en el mundo en donde los usuarios tienen que “subirse y bajarse al vuelo” de los buses, ¿cuántos atropellados y muertos se contabilizan por esta práctica absurda, que rompe la razón y el derecho a utilizar el transporte público? ¿Quién responde por la muerte de Amadlo Monroy, el pescador atropellado el 20 de julio por el patrullero policial de placas EWA-074, que abría camino a una caravana en la que se movilizaba el presidente Rafael Correa, y que deja a cinco hijos en la orfandad, el más pequeño de un año de edad? Y fue el Movimiento Justicia Vial, con su representante Guillermo Abad, quién marcó un hito histórico en el año 2004 y puso el dedo en la llaga al denunciar la emisión ilegal y entrega supuestamente fraudulenta de 30.000 certificados de conducción, desde las 82 escuelas de chóferes profesionales que tenían una infraestructura para 6.000 alumnos en cada período lectivo y salieron 28.000 estudiantes, en cada ciclo. Algo absurdo, imposible de comprenderlo. Con la nueva Ley de Tránsito, aprobada por la Asamblea, se pretende reorganizar el transporte público; pero lo más importante es la normatización de la licencia por puntos, este documento de conducción se otorgará bajo el sistema de puntaje, la cual al momento de su emisión tendrá 30 puntos de calificación para todas las categorías y la vigencia será de cinco años. Se perderán puntos de acuerdo a las faltas cometidas, que van de 1.5 a 30 de acuerdo al tipo de contravenciones, desde leve de primera clase hasta los delitos. Por supuesto que los chóferes “profesionales” no están de acuerdo con esto… Ahora deberán cuidarse de no confundir las calles de las ciudades y del país con verdaderas pistas de carreras, en donde se pasan los semáforos en rojo, chocan a los carros más pequeños, rebasan en curva y en definitiva hacen lo que les da la gana. Con la nueva Ley de Tránsito creo que al fin se romperá la corrupción rampante en todos los estamentos de la cadena, y se pondrá punto final a la impunidad, muchas veces auspiciada por un sistema judicial infame, en donde se compra y vende las sentencias.

+ NOTICIAS

La Manga del Cura es manabita

Enrique Delgado Coppiano | 04:00 Esto nadie lo puede refutar con documentos válidos, y lo que fue un problema jurisdiccional entre Pichincha y Manabí por la cantonización de El Carmen y Santo Domingo, luego de largas jornadas de ejercicio del manabitismo por la ciudadanía y autoridades de nuestra provincia, con instantes muy críticos para Manabí, como la tragedia del 4 de diciembre de 1966, en que 33 vidas jóvenes de hermanos manabitas se truncaron ante un represivo accionar no justificado de la fuerza pública enlutando a muchos hogares nuestros.

¿Eres feliz..?

Fernando Naranjo-Villacís | 04:00 ¡Nacemos para ser felices! Mantener este precepto, a lo largo de nuestro transitar por este valle de aventuras terrenales, constituye el sentido de vivir. La vida nos marca un camino. La gran tarea será: aprender a cultivar nuestra mente. Dar los pasos acertados para no agotar nuestro entusiasmo. Estimular aquellos ideales que nos serán gratos en el transcurrir de los años.

La Manga del Cura es Manabita

Enrique Delgado Coppiano | 04:00

¿Eres feliz..?

Fernando Naranjo Villacís | 04:00 ¡Nacemos para ser felices! Mantener este precepto, a lo largo de nuestro transitar por este valle de aventuras terrenales, constituye el sentido de vivir.

Normar la vida de los pueblos

Libertad Regalado E. | 04:00 Cambiar las estructuras culturales, sociales, administrativas; construir pueblos sobre las cenizas de otros y en lugares desconocidos, debió ser una tarea titánica. Por encargo de los Reyes Católicos en 1501 se inicia en Hispanoamérica la construcción planificada de las ciudades, Santo Domingo sería la primera en levantarse con trazo de “damero”.

Los permisos del Cuerpo de Bomberos

Editorial El Diario | 04:00 Mediante acuerdo ministerial firmado por la principal de la cartera de Salud, Carina Vance, se dispone que el certificado de revisión del Cuerpo de Bomberos no sea requisito obligatorio para que ciertos establecimientos comerciales puedan obtener el permiso de salud y sigan o inicien su funcionamiento.

82 por ciento

Arturo Ceballos Delgado | 04:00 Como lo dijo el presidentes en su última sabatina es el 82% que por concepto de carga de importación y exportación manejan Guayaquil y sus puertos fluviales, es un monopolio que debe ser prohibido por ley, ya que afecta los intereses portuarios de otros y al País entero

Lloremos juntos, don Solón. .

Mauro Molina | 04:00 ¿Por qué no? Perseguimos una buena causa. Y nos descargamos mutuamente de las perfidias, no femeninas, sino del vivir. Ud. llora con sabor a río perdido y yo requebrando por un aeropuerto, perdido en lontananza para jamás (por lo menos hasta que el socialismo del siglo XXI deje el poder) regresar. En su artículo El río Portoviejo Llora, Solón Pinoargote Sánchez expresa “Es una pena, transitar por el cauce del río Portoviejo. . .” En él, muestra su desesperación de ver el lecho de un río que durante los años 50 fue un caudal constante. Que en los inviernos desbordábase inclemente. Llegaba a las pistas del venerable Recreo como “daña baile” de aquellos que como yo y miles de portovejenses movían el esqueleto a los sones de Blacio Jr, de la San Luis Blue de Manta. Y de los Jokers. De ese río que traía balsas con productos agrícolas y a las riberas del San José eran ofrecidas al paisano que llegaba a comprarlos. Ah, días aquellos cuando sus aguas recibían el beso casto de los sauces llorones.

¿Qué pasa…?

J. Maldonado F. | 04:00 Así como los niños preguntan qué es, para qué, cómo y por qué, los adultos de la época actual nos peguntamos “qué pasa…” Y mientras más investigamos y más respuestas surgen, tenemos nuevos qué pasa, porque seguimos sin entender las variables donde sólo había constantes, y con cada vez mayores variaciones.