Actualizado hace: 20 minutos
MERCADO 1
Pescaderos en su nueva casa
El comerciante Luis Santos mientras lavaba un pescado en la llave con agua potable, en su nuevo lugar de trabajo dentro de la remodelada área de mariscos

Esta vez el cambio es rotundo. Los malos olores desaparecieron casi por completo y las condiciones higiénicas mejoraron pocas horas después de la reubicación de los comerciantes de mariscos en la nueva plaza readecuada para ellos en el mercado barrial 1 de la ciudad.

Martes 20 Mayo 2008 | 18:36

Ayer, 160 comerciantes fueron los beneficiados y después de haber tantas diferencias por el sorteo de los puestos en días anteriores, al final se vivió un ambiente tranquilo y de alegría por parte de los vendedores. Mientras, en las afueras del mercado, comenzaron las labores de aseo y desinfección de las calles Julio Jaramillo, García Moreno y Gabriela Mistral que antes ocupaban los pescaderos. También se desarmó la ramada donde la mayoría de comerciantes expendía su producto. El comerciante Joffre Carreño dijo que ahora podrá laborar tranquilamente y cómodo en la nueva área. La insalubridad terminó y espero mejorar las ventas y aumentar las ganancias, dijo Carreño. Por su parte el pescadero Francisco Pinargote manifestó que ya era hora de terminar con la insalubridad en las calles por el bienestar de los usuarios que a veces no querían acudir a comprar por los olores nauseabundos que se percibían. Está bonita, sólo queda esperar de que los señores comerciantes tomen conciencia y cuiden el lugar, porque de nada sirve adecuarlo mil veces si no hay cultura, dijo Patricio Jarrín, quien realiza sus compras en el mercado. Reglas del juego La administradora del centro de abastos, Xenia Véliz, recordó a los comerciantes que deberán cumplir con algunas disposiciones que inclusive están pegadas en la pared del área: deben utilizar gorros y mandiles, no utilizar pantalones cortos ni camisetillas, no podrán jugar naipe dentro del lugar y deberán respetar los lugares exclusivos para picar y desviscerar el pescado. Además, tienen que pagar una tasa diaria de 33 centavos, dijo la administradora. Seguridad En cuanto a la seguridad del área, el comisario del mercado Franklin Macías, manifestó que habrá un personal de 10 guardias municipales al día que serán los responsables de supervisar el desempeño de los comerciantes y garantizar la seguridad ciudadana. La moderna sala también cuenta con 5 frigoríficos que servirán para el almacenamiento de los mariscos, los mesones tienen su grifo y desagüe personal y los baños públicos están adecuados.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala