Actualizado hace: 1 hora 32 minutos
TRIBUTACIÓN
Los contribuyentes deberán aprender a guardar los comprobantes de venta
OBLIGACIÓN Jacqueline Navia ordena sus comprobantes de venta, de tal manera que su esposo pueda solicitar la deducción de sus gastos familiares originados en este 2008. Además de guardar las facturas físicas tendrá que escanearlas y presentarlas en un m

Las personas naturales con ingresos iguales o superiores a 7.850 dólares están obligadas a declarar y pagar el Impuesto a la Renta (IR), pero de acuerdo al reglamento de la Ley de Equidad Tributaria, el valor a pagar puede ser menor con las deducciones o descuentos por varios gastos familiares.

Lunes 19 Mayo 2008 | 20:46

El Impuesto a la Renta (IR) es el pago sobre lo que percibe una persona durante un año, sin embargo, “los contribuyentes pueden descontar sus gastos personales de dicho pago”, explicó Jimmy Caamaño, responsable del área de difusión y capacitación del Servicio de Rentas Internas (SRI) en Manabí. “Los gastos realizados en los rubros de vivienda, educación, salud, alimentación y vestimenta aplican a esta reducción, pero para que sea efectiva, el contribuyente debe contar con el comprobante de venta (factura o nota de venta) que avale su adquisición y en el que conste claramente el nombre del comprador del bien o servicio”, explicó Caamaño. Según la fuente, también son válidos los comprobantes a nombre del cónyuge, hijos menores de edad o con discapacidad. “Esto se da, por ejemplo, con una factura del colegio. A veces el representante de los hijos en el plantel es la mamá, y las facturas salen a su nombre, mientras que el contribuyente es el esposo, si ese es el caso no importa, porque esa factura sí es válida para el descuento”, dijo la contadora Marlene Romero al ser consultada sobre esa posibilidad. La cultura de guardar Ante esta situación es importante guardar las facturas y Jacqueline Navia, una madre de familia que tiene su negocio de artesanías, mencionó lo sencillo que es. “Yo hago mi declaración de impuestos mensualmente, y aunque mis ingresos anuales no llegan a los 7.850 dólares, he aprendido a guardar las facturas, para ello tengo una carpeta. Es fácil, todo recibo o factura que llega, ya sea a mis manos o a las e mi esposo o de mis hijos, va a mi cartera y cuando dispongo de tiempo las organizo", expresó. Sin embargo, Navia agregó, que está conciente que ahora tendrá que ser más exigente, pedir factura de todo lo que compre, porque "eso va a permitir que mi esposo pueda beneficiarse del descuento del Impuesto a la Renta”, indicó. Gastos deducibles Caamaño añadió que para el gasto de vivienda, la deducción aplica al dinero invertido en el arriendo o a los intereses de un préstamo hipotecario. Los impuestos prediales también pueden ser utilizados para el descuento. Cada contribuyente puede aplicar a este rubro por un único inmueble. Los gastos por educación del contribuyente o sus hijos son válidos en todos los niveles educativos del sistema, así como cursos de actualización aprobados por los ministerios de Educación y Trabajo. De igual manera, se puede deducir los gastos por útiles y textos escolares y los servicios prestados en centros de cuidado infantil o a personas con discapacidades. También las pensiones de alimentos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala