Actualizado hace: 3 horas 24 minutos
PERÚ
Cumbre sobre la pobreza apacigua la pugna regional
CUMBRE Rafael Correa, disfruta las bromas entre el primer ministro portugués, José Sócrates (2i), y el canciller austríaco, Alfred Gusenbauer (i),en el Museo de la Nación, en Lima

La V Cumbre de jefes de Estado y Gobierno de América Latina, el Caribe y la Unión Europea (ALC-UE) arrancó ayer en Lima con la firme voluntad de llegar a acuerdos sobre pobreza y medioambiente, lo que permitió aparcar las polémicas que enfrentan a algunos de estos países.

Sábado 17 Mayo 2008 | 20:00

El presidente de Perú y anfitrión, Alan García, recibió al medio centenar de gobernantes en el Museo de la Nación, donde se ratificará la Declaración de Lima. El reto es encontrar fórmulas para paliar estos problemas y para ello los presidentes se reunieron a puerta cerrada repartidos en ocho mesas de trabajo. En la inauguración, el presidente peruano pidió acordar "metas concretas" para paliar la hambruna y la pobreza, uno de los ejes centrales de la cita limeña. Así, propuso incrementar un dos por ciento la producción agrícola para aliviar la crisis alimentaria mundial y defendió la supremacía de la política sobre el mercado. Este último comentario de García llevó al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a elogiarlo, en un acto simbólico que apacigua las tensas relaciones entre los dos mandatarios, protagonistas de agrias polémicas. El venezolano calificó de "muy importante" y con "ideas muy buenas" el discurso de García, días después de que mantuviera, antes de la cumbre, un fuerte enfrentamiento verbal con la canciller alemana, Ángela Merkel. El aparente sosiego de Chávez contrastó también con las declaraciones que vertió desde Caracas, donde dijo que revisaría las relaciones con Colombia y alentó a Europa a no temer a los gobiernos de izquierda en América Latina. Correa conciliador Por su lado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, también adoptó un perfil conciliador sobre otro asunto clave del debate: las negociaciones de la Comunidad Andina con la UE que buscan un acuerdo de asociación política, comercial y de cooperación. Correa dijo que con "esfuerzo" y "tolerancia" puede lograrse el acuerdo y propuso "buscar alternativas" frente a las discrepancias entre los cuatro miembros de la CAN (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) al respecto. En todo caso, dejó claro que Ecuador no firmará un acuerdo que perjudique a los inmigrantes en Europa. El presidente de Panamá, Martín Torrijos, confirmó que su país se incorporará plenamente a la negociación que llevan a cabo los países centroamericanos con la UE para un acuerdo de asociación política, comercial y de cooperación. Por su lado, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, consideró que la pobreza en América Latina es consecuencia de las malas prácticas políticas. A su juicio, los niveles de pobreza y desigualdad no proceden del cambio climático, "como pareciera", sino de "políticas concretas desarrolladas fundamentalmente en la región latinoamericana y que nos han convertido no en el continente más pobre pero sí el más inequitativo y desigual". Ante los planteamientos de los latinoamericanos, el presidente de Eslovenia y del Consejo Europeo, Janez Jansa, confió en que la UE esté "a la altura de las expectativas de sus interlocutores" y abogó por la integración como fórmula para el desarrollo social. Ecuador exige se debata el tema de la migración La delegación ecuatoriana abogó por un mayor respeto a los Derechos Humanos de los migrantes y la consideración de este tema desde la perspectiva humanitaria. En su intervención, el viceministro de Asuntos Exteriores, Comercio e Integración de Ecuador, José Valencia, consideró que las migraciones son una dinámica social que identifican a Europa con América Latina y el Caribe a lo largo del tiempo y de forma recíproca tanto por quienes residen en Europa como por los europeos que hace años migraron hacia América Latina y el Caribe. Valencia destacó que para Ecuador el fenómeno migratorio tiene una doble dimensión ya que hay un "considerable número de ecuatorianos" que han migrado y que "viven, trabajan y aportan al crecimiento de las sociedades que los han recibido" e igualmente, Ecuador es "destino de migrantes" de países como Colombia y Perú que se han "asentado e integrado en la sociedad nacional". El viceministro expresó el afán de Ecuador de "predicar con el ejemplo", por lo que ha puesto en marcha programas de inclusión y participación de los extranjeros en la vida nacional con el Plan Nacional de Desarrollo Humano para las Migraciones, o la reintegración de los ecuatorianos que deseen volver al país. La Cumbre, que congrega a 40 jefes de Estado, concluirá mañana con la Declaración de Lima.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala