Actualizado hace: 4 horas 11 minutos
entretenimiento
CHISTES

Había una vez un borracho que llega a su casa a las tres de la madrugada y toca el timbre. ¡Ábranme la puerta! ¡Ábranme la puerta! Y no le abrieron la puerta. Entonces fue al negocio de la esquina y pidió prestado un teléfono, y dice: Buenas noches, ¿está José Luis? Y le responden: No, él no está. Y dice: ¡Cómo diablos quieren que esté si no me quieren abrir la puerta!

Sábado 17 Mayo 2008 | 16:31

u Había una vez un borracho que llega a su casa a las tres de la madrugada y toca el timbre. ¡Ábranme la puerta! ¡Ábranme la puerta! Y no le abrieron la puerta. Entonces fue al negocio de la esquina y pidió prestado un teléfono, y dice: Buenas noches, ¿está José Luis? Y le responden: No, él no está. Y dice: ¡Cómo diablos quieren que esté si no me quieren abrir la puerta! ¿Qué es un puntito verde en la pared? Una pulga guerrillera. u Los aguaceros son como las fiestas privadas, comienzan a una hora determinada y nunca se sabe cuándo escampará. u Llega una viejita a la farmacia y le pregunta al farmacéutico: Joven qué tiene para las canas. A lo que el encargado dice: - Un gran respeto señora, un gran respeto.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala