Actualizado hace: 4 horas 18 minutos
TEXTO
Municipios temen se produzca desborde de vendedores en calles
ACTIVIDAD Raúl Moreira limpia los productos que vende en los bajos del centro comercial municipal. Es uno de los 189 minoristas asentados en el perímetro del edificio

Luego de que la Asamblea Constituyente aprobara el articulado sobre trabajo, donde garantiza el comercio minorista, exponentes de esta actividad evidenciaron ayer seguridad para ejercerla; mientras, en versiones municipales se denota temor en que haya anarquía y libertinaje.

Jueves 15 Mayo 2008 | 20:43

Para el alcalde de Manta, Jorge Zambrano, una interpretación errónea creará más caos y desorden. No obstante, el ínciso cuatro del artículo 6 del texto constitucional sobre trabajo, dice: "Se reconoce y protege el trabajo autónomo y por cuenta propia realizado en espacios públicos, permitidos por la ley y otras regulaciones. Se prohíbe toda forma de confiscación de sus productos, materiales o herramientas de trabajo". Y justamente en la parte que señala "... permitidos por la ley y otras regulaciones..." es donde implica el respeto a lo normado por los municipios respecto al uso de la vía pública, recalcó Hólger García, director de Justicia y Vigilancia, del cabildo portovejense. "No significa salga, desobedezca y ponga un puesto donde le dé la gana", insistió. Sin embargo, de eso están concientes los minoristas. César Macías, ubicado en la esquina de las calles 9 de Octubre y Ricaurte, recordó que minoristas agremiados siempre han estado dispuestos a ser reubicados, pero en un lugar digno. Él pertenece a la Asociación de Pequeños Comerciantes y Afines, de 100 socios activos, uno de los cuatro gremios instaurados en la capital manabita y que tienen su radio de acción en el entorno comprendido entre las calles Chile, Fco de P. Moreira, Alajuela, Ricaurte, 9 de Octubre, Pedro Gual y hasta la 10 de Agosto. Las otras organizaciones son la 12 de Octubre, Nueva Chile y 6 de Septiembre, ésta última de 90 socios. Macías indicó que entre los cuatro gremios presentaron alternativas al Municipio para una actividad más ordenada, sea la implementación de 486 módulos en torno al centro comercial municipal, o que la Chile sea peatonizada. En si, Macías explicó que entiende que el espíritu del texto aprobado por la Asamblea, es de que la actividad minorista ha sido revalorizada y que la prohibición de confiscaciones evitarán que haya abusos de autoridades, de los cuáles no quiso precisar. Es que, aseguró, se trata de un trabajo productivo (avalado como tal por el texto constitucional), y en su mayoría único ingreso económico de los vendedores. Juan Mariscal tiene 25 años de actividad minorista. Ubicado en la esquina de la 9 de Octubre y Chile, vende interiores para hombres y mujeres, de cuyos ingresos ha mantenido junto a su esposa Cristina Mendoza (también con otro puesto) un hogar que complementan sus hijos Juan Javier (21), Cristian (20), Rosángela (19) y María Cristina (10). Él ha sobrevivido enésimos intentos de desalojo por parte del Municipio, que no se han efectivizado. Asimismo, desde hace un año la Municipalidad no les ha cobrado tarifa alguna por el uso de la vía pública, los minoristas entienden que es un mecanismo de no acreditarles un derecho y después buscar la manera de desalojarlos, de lo cual descartan con la nueva norma. Aunque al respecto, "nada es oficial ni se pondrá en práctica hasta que se apruebe la Constitución en referendo", sentenció García.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala