Actualizado hace: 33 minutos
CATÁSTROFE
La Junta Militar birmana confisca ayuda de la ONU
TRAGEDIA Toda una familia yace muerta en el suelo tras el paso del ciclón Nargis en la localidad de Bogalay, una de las más castigadas por el Nargis

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) acusó a la Junta Militar de Birmania (Myanmar) de haber confiscado una carga de ayuda humanitaria para el millón y medio de personas afectadas y anunció la suspensión temporal de los vuelos.

Sábado 10 Mayo 2008 | 18:05

El portavoz del PMA en Bangkok, Paul Risley, indicó que las 38 toneladas, entre alimentos y equipo, que habían logrado hacer llegar a Rangún la víspera fueron confiscadas y que no les quedaba más remedio que detener las operaciones de envío hasta que se aclarase lo ocurrido. El primer avión del PMA con asistencia humanitaria recibió el permiso oficial y llegó al aeropuerto de Rangún el jueves, cinco días más tarde de que el ciclón "Nargis" arrasase el sur de Birmania con vientos de 190 kilómetros por hora y lluvias torrenciales. La denuncia de la agencia de la ONU se produce el mismo día en que los medios de comunicación birmanos reprodujeron un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores del país en el que se aceptaba la solidaridad internacional, pero se consideraba innecesario el envío de personal especializado extranjero porque los propios birmanos podían encargarse de repartir la ayuda. Dan acceso a EE.UU. Pese a las diferencias políticas con Estados Unidos, la junta militar autorizó la entrada al país de un avión estadounidense con un cargamento de ayuda, anunció la Casa Blanca. El portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, afirmó que el avión militar estadounidense llegará el lunes a Birmania. "Esperamos que sea el comienzo de una larga línea de asistencia desde Estados Unidos a Birmania", declaró Johndroe, quien expresó la preocupación de su país por la situación del pueblo birmano. Aviones y equipos de emergencia estadounidenses se encuentran en Tailandia desde hace días a la espera de que Birmania autorice su entrada en el país. La ONU advirtió que aún no es posible conocer la situación real provocada por el ciclón y que lo que se ve es "sólo la punta del iceberg", pero calcula que al menos un millón y medio de damnificados necesitan ayuda en los próximos seis meses.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala