Actualizado hace: 8 horas 15 minutos
Genesio Renovato (*)
Contrastes

Sao Paulo.- Para muchas personas sería un absurdo pensar en comer alimentos que habían sido retirados de la basura, sería una locura pensar en esa situación porque sabemos que lo que va para la basura es porque ya no nos sirve más, pero cuando vemos algunas familias donde su único alimento es lo que viene de la basura, da vergüenza de nuestros gobernantes, que casi siempre tienen conocimiento total de la situación, pero fingen no ver. Los pobres comen basura mientras muchos políticos se llenan comiendo caviar y bebiendo vino.

Viernes 09 Mayo 2008 | 22:45

Los más pobres son los que más sufren hoy en día, el paro es creciente y asola la sociedad en que vivimos, ¿Cómo conseguir su alimento y su pan de cada día si usted no tiene la oportunidad de trabajar? No hay empleo y el horizonte parece ser más sombrío cada día. Con tantas dificultades, algunas personas encuentran lo poco que necesitan revirando las basuras de las grandes ciudades. Restos de alimentos son consumidos, y divididos entre las personas que están en la misma situación. La vida es ingrata con esas personas, y no importan cuáles sean los motivos que las habían llevado a estar allí, revolviendo tachos en búsqueda de alimentos. Muchos políticos son ingratos porque deberían ser los primeros y los más preocupados en saber cuáles los motivos que los llevaron a esa situación, y hacer todos los esfuerzos posibles para ayudarlos y proporcionarles un mínimo de dignidad a esas personas. Son gente como nosotros que se encuentran en condiciones precarias, deshumanas y crueles, que tienen el derecho de vivir con dignidad y con sus necesidades básicas satisfechas, más no es la necesidad de "comer caviar y beber vino importado" todos los días, es al menos de tener algo que comer y dar a sus hijos cada día. Creo que satisfaciendo esas necesidades ya sería un gran avance y no sería un favor que los políticos estarían haciendo, sino que tienen la obligación de hacerlo. Pienso que es muy difícil para muchas "autoridades políticas" ponerse en el lugar del prójimo, pero mirar para el propio bolsillo parece ser lo único que saben hacer. Las autoridades políticas saben y tienen la certeza que todos los días habrá alimentos para sus familiares, escuelas particulares para sus hijos, y así es mucho más fácil quedar "sosegado" y poner las necesidades de la sociedad en segundo plano. Dentro de este contexto, donde muchos políticos no valorizan los impuestos pagados por la sociedad y no los revierten para minimizar, mejorar y hasta cambiar la vida de estas personas, realmente es deplorable. (*)Brasileño formado en Administración de Empresas en la UNIMES - Universidade Metropolitana de Santos. "Los pobres comen basura mientras muchos políticos se llenan comiendo caviar "
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala