Actualizado hace: 35 minutos
Ratifican versión de "asesinatos" tras bombardeo

El Gobierno de Ecuador ratificó hoy que al menos tres personas de las 26 fallecidas en un operativo militar colombiano contra un campamento de las FARC en suelo ecuatoriano fueron asesinadas a tiros. El ministro coordinador de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, aseguró que, según las autopsias practicadas por médicos forenses franceses, tres de las víctimas "murieron asesinadas a tiros y no como producto del impacto de bombas".

Jueves 08 Mayo 2008 | 22:15

Larrea respondió así al Gobierno colombiano, que ha rechazado la versión ecuatoriana y ha ratificado que sus tropas actuaron apegadas a las normas del respeto a los derechos humanos. El pasado 1 de marzo, militares colombianos atacaron un campamento clandestino que rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían instalado en un punto de la selva ecuatoriana, conocido como Angostura. Entre los fallecidos en la operación se encuentran el portavoz internacional de las FARC, "Raúl Reyes", el ecuatoriano Franklin Aisalla, cuatro estudiantes universitarios mexicanos y un militar colombiano. El incidente causó la ruptura de las relaciones diplomáticas de Quito con Bogotá, cuyos Gobiernos mantienen desde entonces un cruce de declaraciones en torno al hecho. Según Larrea, en la operación colombiana se cometieron abusos a los derechos humanos, además de la violación territorial, al tiempo que insistió en que al menos tres personas fueron asesinadas a tiros. "Podemos afirmar que, por lo menos tres de los que murieron en ese ataque fueron asesinados a tiros, y que una cuarta persona, el ecuatoriano Franklin Aisalla, fue asesinado por tres golpes de una arma contundente en su cabeza", detalló el ministro. Añadió que su versión se sujeta a "un informe forense absolutamente científico" y dijo que con ello quiere "aclararle a Colombia que esta información es verificable, por el estado en el que se encontraron los cuerpos". De su lado, el canciller colombiano, Fernando Araújo, rechazó la versión ecuatoriana y aseguró que "ha habido una constante en las Fuerzas Militares colombianas: el respeto a los derechos humanos". Los grupos de militares que intervinieron en la operación "son especializados, conocen muy bien cuáles son sus responsabilidades y que, en ningún momento, maltratan a las personas que están heridas o a las personas que están ilesas", sostuvo Araújo en una declaración telefónica a la emisora Radio Quito. Sobre el caso de Aisalla, Araújo recordó que el cadáver del ecuatoriano y el de "Reyes" fueron trasladados a Colombia tras el bombardeo y sometidos a una autopsia en Bogotá. "La necropsia hecha por los peritos del Instituto Nacional de Medicina Legal y ciencias forenses revelan claramente que (Aisalla) murió por efecto de las explosiones que ocurrieron en el campamento en el que se encontraba en compañía Raúl Reyes", declaró Araújo. El canciller colombiano indicó que su Gobierno envió el miércoles a Quito la necropsia "para que se conozca perfectamente cómo se reportó por parte de las autoridades forenses colombianas las causas de la muerte de Franklin Aisalla y para desvirtuar cualquier informe que se haya podido realizar dos meses después".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala