Actualizado hace: 1 hora 54 minutos
SUBSIDIO
Empieza cierre de panaderías
QUIEBRA Esta bodega llena de botellones de agua antes era la panadería Exquisito Pan, que cerró sus puertas la semana pasada. El dueño, Carlos Palma, lo hizo por el encarecimiento de la harina y de los insumos para la elaboración del pan

Carlos Palma fue dueño de una panadería durante varios años. La semana pasada reemplazó su negocio por el de venta de agua embotellada. Los altos valores que alcanzaron la harina y los insumos para la elaboración del pan fueron el detonante para que sus ventas caigan.

Viernes 09 Mayo 2008 | 19:36

Como Palma, cuatro panificadores más en la ciudad han optado por cerrar sus puertas y dedicarse a otros negocios, informó el presidente del gremio Enrique Cevallos. Aseguró que este es el comienzo de la crisis que se avecina para este sector. En Portoviejo hay alrededor de 150 panificadores, de los cuales sólo 32 pudieron comprar harina subsidiada por el Gobierno a 22 dólares en la primera asignación, a través del Banco Nacional de Fomento. Cevallos, explicó que el subsidio les ha permitido recuperarse, pero también ha sido un dolor de cabeza para otros, ya que no cumplen con los requisitos para adquirir la materia prima, lo que les ha obligado a seguir trabajando sin tener ganancias. Es el caso de Carlos Ferrín, dueño de la panadería Ferrín, quien indicó que aún no ha podido acceder a la harina subsidiada y debe comprarla a 50 dólares en el mercado. A pesar de haber reducido el tamaño del pan, sólo trabaja para mantener el negocio. Ante estos inconvenientes, Cevallos no descarta la posibilidad de incrementar el precio del pan a 12 o 15 centavos. Calidad depende del tratamiento Los panificadores aseguran que la harina subsidiada es de buena calidad, siempre que se le de un trato especial. Julio Cedeño explicó que para obtener buenos resultados hay que amasar en máquina ya que manualmente no se obtiene el mismo resultado. Añadió que es un pan para el día, es decir que después de varias horas se pone amargo y se quiebra. Esta teoría fue repetida por varios panificadores consultados, que aseguran deben adaptarse a la harina por obligación. Nueva asignación El gerente del BNF, Luciano Ponce indicó que para hoy se espera que llegue una asignación de 1.350 sacos de harina que corresponden al cupo del mes de mayo que beneficiarán a 59 panificadores que hasta el momento se han calificado. Ponce, agregó que ahora la calificación de los panificadores se hará directamente en la institución, sin necesidad de enviar los documentos a Quito. Recordó que los requisitos son la copia de cédula y del RUC actualizado.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala