Actualizado hace: 5 minutos
Fernando Macías Pinargote
El camino de un sueño

Que se consiga un terreno para la construcción de un teatro para la ciudad, es un gran logro. Pero que se anuncie que el Presidente Correa ha dispuesto la transferencia del dinero para construir la obra, llama a la alegría.

Jueves 08 Mayo 2008 | 22:44

La lucha por ese teatro no es nueva. Sus actores no somos solamente el Municipio y quienes, conformando la Alianza por la Cultura, hemos transitado el camino de un sueño y hoy vislumbramos el objetivo. Esta historia se remonta sesenta años atrás, cuando un visionario lideraba a un grupo de actores criollos y protagonizaba dramas y comedias universales en diferentes salas de teatro de Portoviejo y el resto de la provincia. No eran físicamente la gran cosa. Apenas lugares acondicionados con una voluntad grande para recibir espectadores, que también tenían una voluntad enorme y que aprendieron, sobre la base de ver buenos espectáculos, a ser exigentes con ellos y con los demás. Portoviejo tuvo siempre buenos directores, buenos actores y buen público. Cada fin de semana, la gente se reunía para espectar representaciones en El Recreo, en la escuela 24 de Mayo y en el cine Victoria. El cine Roma y la Quinta Veracruz también tienen su parte en este recuerdo. Faltaba riqueza física pero sobraba voluntad. Posiblemente faltaban técnicas teatrales pero profesionalismo había. Como para recordar lo que alguna vez Magda Macías, la recordada actriz manabita de los escenarios nacionales, declaró a una revista de Venezuela: “No creo mucho en aquellos actores que se intoxican de técnicas y en el escenario tienen cero actuación”. Pero han pasado muchos años y a los antiguos lugares tan queridos se los llevó el viento. Es un documento que me solicitaron para la subcomisión cultural que elabora un proyecto macro para el Municipio, escribí que la decadencia de Portoviejo había surgido en el instante en que sus tres estamentos principales, el cultural, el administrativo y el educativo, habían entrado en crisis. Hoy parece amainar la tormenta. Y esta generación está sacando adelante el anhelo de contar con un lugar en donde se presenten las manifestaciones representativas del Portoviejo del siglo XXI. Que si será sólo teatro o centro de arte, que si sólo servirá para teatro y danza o también para otras actividades, lo decidirán los especialistas. Lo importante es saber que un sueño de toda la vida, parece, por fin, cristalizarse. Y que si bien el hierro y el cemento son parte del desarrollo de las sociedades, más importante es la cultura en sí, y su más sublime manifestación: el arte. Esperamos que una nueva luz alumbre el futuro de la ciudad. "Que una nueva luz alumbre el futuro de la ciudad "
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala