Actualizado hace: 1 hora 43 minutos
Ecuador presume ejecuciones en ataque a las FARC

El Gobierno de Ecuador presume que pudo haber al menos cuatro "ejecuciones sumarias" en la operación llevada a cabo por militares colombianos contra un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano el pasado 1 de marzo. La canciller ecuatoriana, María Isabel Salvador, explicó hoy a la prensa que la presunción se deduce de los datos preliminares de un informe forense, realizado por expertos ecuatorianos y franceses, sobre los cuerpos de los fallecidos en esa incursión colombiana.

Martes 06 Mayo 2008 | 22:38

En la acción militar, que provocó que Quito rompiera las relaciones con Bogotá, murieron 26 personas, entre ellas el portavoz internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), "Raúl Reyes", el ecuatoriano Franklin Aisalla, cuatro universitarios mexicanos y un militar colombiano. Justamente, la autopsia practicada en Ecuador al cuerpo de Aisalla determinó que su muerte se debió a golpes contundentes en la cabeza y no a la onda expansiva del bombardeo ni a disparos de fusil. "En relación a la muerte de Franklin Aisalla hay una serie de dudas que deben ser despejadas", dijo Salvador, tras anunciar que "inmediatamente" exigirá a Colombia, a través de la embajada Argentina en Bogotá, la entrega de los resultados de la autopsia realizada al cadáver en ese país. Asimismo, la jefe de la diplomacia ecuatoriana dijo que solicitará a Colombia, a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), una "información absolutamente detallada de cómo se realizó la incursión" del pasado 1 de marzo. La información deberá contener, entre otros elementos, "las horas, cuánto tiempo duró, qué número de efectivos participaron, qué métodos utilizaron, qué armamento se utilizó, qué tipo de aviones, qué tipo de bombas", apuntó. El ministro de Gobierno (Interior), Fernando Bustamante, señaló que en el caso de Aisalla, el cuerpo presentaba "una serie de golpes con un objeto contundente" que le provocó "un trauma cráneo-encefálico fatal" y, además, tenía un disparo en su cuerpo que no fue letal. "No sabemos si fue muerto en el campamento de Reyes o en Bogotá, no sabemos si salió muerto o si salió vivo del campo de Angostura (el sitio ecuatoriano bombardeado) y, obviamente, este es otro tema que requerimos que se aclare de manera terminante", subrayó. El ministro dijo que, además de Aisalla, los expertos forenses han determinado que otros tres cuerpos recuperados en el campamento de las FARC presentan dudas en cuanto a las causas de muerte. "Hay cuatro casos en los cuales no puede descartarse que se haya tratado de ejecuciones de personas que se encontraban heridas e, incluso, ilesas", indicó Bustamente, tras señalar que el informe proporcionado hoy por los forenses será entregado a la Fiscalía. Las otras tres personas cuyos cadáveres fueron examinados no murieron por las ondas expansivas de las bombas, sino por disparos en la espalda, apuntó. Incluso, agregó, uno de ellos presenta cuatro tiros en la espalda y otros tres "cuando estaba inclinado o gateaba", después de recibir las primeras descargas. En cuanto a la otras 20 personas que fallecieron en la operación militar colombiana, se ha determinado que perdieron la vida a causa de la onda expansiva del bombardeo, apuntó Bustamante. "La preocupación del Gobierno ecuatoriano es que se pudiera haber producido, lo que tememos, el tema de la ejecución sumaria. La información de los patólogos, obviamente, no permite determinar de manera irrefutable que esto haya ocurrido, pero sí permite sembrar una poderosa duda" sobre esa posibilidad, agregó. Por su parte, el ministro coordinador de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, aclaró que la información proporcionada hoy es "preliminar" y que será ampliada próximamente. Ecuador aspira a "esclarecer los hechos y, todos estos hechos, judicializarlos (llevarlos a un proceso) nacional e internacionalmente", señaló Larrea.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala