Actualizado hace: 14 minutos
ENERGÍA
Emelmanabí no encuentra la luz frente a su crisis

El servicio eléctrico que Emelmanabí entrega a la provincia podría colapsar en algún momento si no se toman correctivos para sacarla a flote. Si esto ocurre, la provincia quedaría, virtualmente, a oscuras.

Miércoles 07 Mayo 2008 | 19:42

Para los usuarios, la empresa eléctrica no entrega un servicio eficiente. A Martín Zambrano, quien esperaba pagar la planilla, en Manta, se le han quemado dos televisores por las variaciones de voltaje. En Pedernales hay interrupciones diarias. Algunas personas tienen en sus casas los aparatos quemados: televisores, refrigeradoras y equipos de sonido permanecen a la espera de que se los repare. En Chone la situación es tan grave que han empezado a aplicar racionamientos por sectores. “hemos retrocedido más de 30 años”, dijo Martha María Moreira, dueña de la tienda “Dos Hermanos”. Estaba indignada porque varios productos que necesitan congelación se dañaron por falta de electricidad. Un grave problema El sistema eléctrico que sirve a Manabí ya no da más. Si la red colapsa, la provincia podría sufrir apagones de manera más frecuente. Raúl Maldonado, director técnico de Emelmanabí, señaló que las 23 subestaciones de la provincia están saturadas. Manabí tiene ahora una demanda máxima de 220 mil kilovatios, y la capacidad instalada es de 208 mil kilovatios. La demanda ha superado a la capacidad de transformación. El problema podría aumentar porque en cada año el requerimiento de energía se incrementa en un 8 por ciento. Frente a esto, se necesita la instalación de nuevos transformadores. Maldonado dijo que las obras de interconexión que la Compañía Nacional de Transmisión Eléctrica (Transelectric) ha previsto realizar en la provincia tienen un año de retraso. Esas obras son una nueva línea de transmisión de 230 kilovoltios desde Quevedo hasta Portoviejo; y la construcción de las subestaciones San Gregorio (Portoviejo) y Manta 5. Si se las construyera, la crisis disminuiría. Energía perdida El problema financiero que sufre la empresa también afecta, pues impide que se hagan las inversiones para ampliar la red y mejorar la capacidad de transformación. Emelmanabí compra alrededor de 87 millones de dólares en energía al año. De estos, 36,5 millones se pierden por robo (guías clandestinas); 50,5 millones se facturan, pero sólo se recaudan 32,8 millones. Los clientes deben alrededor de 169 millones de dólares. La mayor deuda es de los usuarios residenciales, pero hay entidades públicas, como la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Manta, y la Corporación Reguladora del Manejo Hídrico de Manabí que también tienen montos altos. La empresa pierde unos 3 millones de dólares mensuales, indicó Javier Saavedra, director de comercialización. Si la situación no mejora, no habrá recursos para inversión. Y, siendo así, los usuarios seguirán quejándose por el servicio. Ese es el círculo que podría volver aún más oscuro el panorama eléctrico de la provincia. El problema de Chone Hugo Álava, gerente de Emelmanabí en Chone, informó que los racionamientos en el cantón se generan porque el transformador nuevo, de 5 megavatios, adquirido en julio del año pasado se dañó. “Se le incrementa la temperatura hasta 85 grados centígrados cuando lo máximo permitido es 55”, explicó. Lo apagaron para evitar daños más graves. Con un solo transformador funcionando han debido racionar la electricidad y hay un cronograma que desde el lunes se está ejecutando, de 18h45 a 06h00. El cantón está dividido en 4 ramales. Hoy le toca el racionamiento al ramal 3 que incluye el barrio Santa Martha, centro de la ciudad, calle 24 de Julio y calle Las Mercedes. Mañana le corresponde al ramal 4: ciudadela Espejo, Puerto Arturo, Las Quemadas y sector del agua potable. El viernes será el ramal 1: terminal terrestre, hospital Napoleón Dávila y la vía a Canuto. El sábado se cortará al ramal 2: centro comercial, plazoleta Santos, Santa Rita, San Andrés y pueblos en tránsito. El domingo se repite con el ramal 4 y así sucesivamente. El alcalde, Dan Vera, ayer llamó al presidente de Emelmanabí, Washington Castillo quien le informó que hoy llegará a Chone un equipo de técnicos a revisar el transformador dañado. Hay dos posibilidades: poner otro mientras la compañía repara el averiado o comprar uno nuevo de 10 MVA. La segunda sería la más conveniente para el cantón.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala