Actualizado hace: 6 horas 2 minutos
EDITORIAL
68 firmas

D e igual número de asambleístas (me lo confirmó Félix Alcívar) y que son diez más de las que habían hasta la semana pasada (que había recogido Ricardo Zambrano), son las que se han comprometido para apoyar el pedido de Manabí para que la sede del Congreso (o asamblea legislativa) funcione en esta provincia.

Martes 06 Mayo 2008 | 22:14

Y serán más, me remarcaron estos asambleístas que se han puesto a la cabeza para lograr que esa aspiración de nuestra provincia se concrete, y tanto más que siendo uno de los puntos fundamentales de la propuesta de Manabí entregada hace días atrás en Ciudad Alfaro, debe merecer el respaldo de muchos otros sectores que consideran que ya es tiempo que el Ecuador se desconcentre en el funcionamiento de las principales funciones del Estado. Claro que, para desconfiados como yo, bueno fuera que todos los que han estampado su firma en un papel, acepten una notarización de las mismas y con el compromiso adicional que esas rúbricas se transformarán en votos al momento en que toque decidir donde mismo es que tendrán su sede las diferentes funciones del Estado, porque no se puede esconder el hecho que en la Asamblea Constituyente lo que más hay (salvo mejor opinión) son centralistas y concentradores de poder y a los que nunca les convendrá que les quiten todo el manejo político, económico y administrativo del que se han beneficiado a lo largo de muchísimas décadas. Corresponde también a los otros asambleístas (Andrade, Guillem, Viteri, Hidrovo, Vela y ¿Benavides?) probar que la provincia no se equivocó al elegirlos y que mas allá de las declaraciones y las fotos, son capaces de pelear por esa aspiración y de paso probar capacidad para enfrentar a los que se opondrán y que no les hace ninguna gracia soltar a “provincias” uno de los principales poderes como es el Legislativo. 68 Son ya una mayoría y si de ellos hay más asambleístas de la línea de gobierno, sólo restaría presionar al Presidente de la República y al mismo Presidente de la Asamblea para que vayan definiendo sus posiciones que serán fundamentales para que “alinien” a sus huestes y se apoye a Manabí que también tendrá obligación en la presión permanente que hay que realizar para que este objetivo no se “enfríe”. La sugerencia para Zambrano y Alcívar es que se la “jueguen” por estos días con un mandato o una resolución que grafique y pruebe que los que han firmado hasta ahora, en el momento preciso de las definiciones no se “tiren para atrás” o se hagan los locos y para que los “68 de la fama” sepan también que una provincia como la nuestra (con las autoridades a la cabeza) ya no somos “eufóricos momentáneos” sobre el tema de tener la legislatura entre nosotros y que la pelearemos antes que los asambleístas terminen su periodo y para ello estaremos junto a nuestros representantes que particularmente en Ciudad Alfaro ahora sí, deben salirse con la suya, que es la de MANABÍ. Erwin Valdiviezo S. | E-mail: evaldiviezo@el diario.com.ec
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala