Actualizado hace: 1 hora 7 minutos
Quito
Miguel bosé canto y encantó en ecuador
Bosé contó con un escenario a la altura de sus inolvidables canciones

Unas 14 mil personas acompañaron al cantante español Miguel Bosé en un viaje de recuerdos por sus treinta años de carrera musical, resumidos en su concierto Papitour, que se convirtió la noche del sábado, en un derroche de emotividad, sensualidad, provocación y nostalgia en la capital ecuatoriana.

Lunes 05 Mayo 2008 | 16:53

Bosé deleitó a sus fans con 25 canciones en un concierto de dos horas de duración en un escenario sobrio, al que tuvo que volver en cuatro ocasiones ante la negativa del público a que terminara el espectáculo. Tres músicos en las guitarras, uno en la batería, otro en el teclado y dos coristas compartieron con Bosé el escenario desde el que el cantante se convirtió, varias veces, en director de un coro de unas 14 mil voces, la mayoría femeninas. Duende y Nena fueron las primeras canciones que interpretó un Bosé vestido completamente de negro, elegante, teatral y ágil pese a los kilos de más que algunos fans le criticaban -pero perdonaban- desde sus butacas. Un viaje de recuerdos Un destape de emociones, de recuerdos, de encuentros y desencuentros del pasado se dieron en el "viaje" al que Bosé invitó a sus seguidores, que corearon de pie casi todas sus canciones, en un concierto en el que el cantante y sus coristas, las luces y el sonidos parecían sincronizados. Bosé se paseó por el escenario, interactuó con sus músicos, bailó y deleitó con sus movimientos, algunos de ellos teatrales o cinematográficos que evocaron en algunos su actuación en la película "Tacones Lejanos". La nostalgia llegó con temas como Amiga, Señora, Creo en ti, Morir de amor, "Linda" y "Te amaré", que compartía con el público, unidos todos en un multitudinario coro de jóvenes voces entusiastas y de no tan jóvenes voces melancólicas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala