Actualizado hace: 56 minutos
Enrique Delgado Coppiano
¿Por qué suben los precios y cómo bajan?

La estabilidad de precios, sobre todo de los artículos de consumo familiar es el mayor beneficio que esperan los ciudadanos, que en el caso concreto del Ecuador, un 48 por ciento tienen empleo fijo, y el resto son subempleados o desempleados, dentro de la población económicamente activa (PEA). La inflación sobre la canasta básica es el más duro impuesto que pagan, generalmente, los que carecen de empleo.

Sábado 03 Mayo 2008 | 17:25

Las erupciones del Tungurahua, las inundaciones de la Costa, luego los deslaves e interrupciones viales, indudablemente fueron un factor desencadenante para que los precios de los productos alimentarios se disparen al alza: aceites, grasas, arroz, leche, hortalizas, frutas, huevos, carne, granos, fueron los más relevantes, y la lógica explicación de los productores era el daño de los cultivos y la dificultad de sacarlos a los centros de consumo. La respuesta es lógica y cierta. También actúa en estas crisis el factor especulativo, pero que en mercados pequeños, su razón no es mayor. Aquí surge una premisa muy cierta: “No hay producto más caro que aquel que no exista en oferta”. Estos factores fueron los de mayor incidencia en la elevación de los precios, y la respuesta económica obvia es que la escasez sólo se combate con la abundancia. Ya al terminar este mes de abril se nota una tendencia a la baja en todos los productos agropecuarios. A su vez, en el caso ecuatoriano, hemos sufrido también la presión internacional de elevación, especialmente de los cereales, que según organismos de las Naciones Unidas se origina en el mayor consumo por parte de China e India, que han mejorado su nivel de vida y demanda de alimentos; la utilización de granos en la producción de biocombustibles y también del alto precio del petróleo que deriva en una elevación del precio de los fertilizantes, hecho que se mantendrá por varios años. Junto al problema nacional, recibe el Ecuador una gran oportunidad, pues siempre fuimos productores muy buenos de alimentos, exportadores inclusive, entonces lo ideal es que en estos instantes nuestro sector productivo, principalmente el agropecuario, reciba de parte del Estado todas las facilidades y garantías para poder desarrollar una agresiva campaña de producción y productividad que nos permita autoabastecernos y obtener grandes beneficios en divisas, exportando a un planeta ávido de alimentos, dentro de un proceso que va para largo, a tal punto que en estos momentos la ONU, junto al Banco Mundial, están adoptando medidas para enfrentar una crisis de alimentos de la que nosotros podemos obtener muchas ventajas si incentivamos nuestro crecimiento productor al máximo, esto determinará menores precios para el consumidor nacional, pero deben eliminarse los precios políticos y los subsidios deben ser sólo ocasionales. "Que el sector agropecuario reciba facilidades"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala