Actualizado hace: 12 minutos
Editorial
Miseria humana en las cárceles

Hace pocos días, un alumno de la Universidad Técnica de Manabí fue detenido por encontrarse conduciendo un vehículo luego de haber ingerido unos vasos de cerveza. Los agentes del orden cumplieron con su deber al detenerlo y se elevó el parte respectivo porque la prueba de alcoholemia fue positiva.

Sábado 03 Mayo 2008 | 17:24

De nada sirvió la serie de gestiones para liberarlo y cumplió una condena de 7 días de cárcel. El estudiante, que por primera vez en su vida era detenido, sufrió lo indecible dentro del Centro de Detención Provisional de Portoviejo, donde, como en todas las cárceles, se vive una miseria humana denigrante. Los padres del joven pagaron a uno de los detenidos para que lo cuide y utilizaron sus limitadas influencias para que lo ubiquen en una celda apartada, lo que se consiguió en principio. Pero cuando llegó detenida una mujer, la celda fue asignada a ésta. Allí empieza el horror. Contó que en la celda común todo el día los allí recluidos se drogan con marihuana y base de cocaína, elementos que los detenidos envían a comprar, según le dijeron, a los mismos guías y policías, quienes lo harían sin el menor reparo pero cobrando una comisión. ¿Verdad o mentira? Como sea, es imperativo que las autoridades del Ministerio de Gobierno tomen cartas inmediatas y se planten cambios radicales en estos centros de detención, donde a más del problema denunciado persiste el mal trato, el tráfico de influencias y un sistema de chantaje, bajo la figura de protección, de la cual son parte varios trabajadores y policías, según denuncias de los propios reos. Es necesario que se promueva y respete el control interno y externo sobre el funcionamiento de las prisiones y en esa labor se debe contar con el respaldo irrestricto de la Justicia, Policía y se involucren de lleno las autoridades del Ministerio de Gobierno. "Plantear cambios radicales en estos centros de detención"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala