Actualizado hace: 48 minutos
Copa Libertadores
Duelo de figuras
Damián Manso, de Liga (Q) (izq), y Juan Sebastián Verón, de Estudiantes

Con la altura como aliado, Liga de Quito buscará asegurar un triunfo que le permita cambiar su historia de los últimos años en Copa Libertadores al recibir hoy, a las 20h30 a Estudiantes de Argentina en el duelo de ida de su llave de octavos de final.

Martes 29 Abril 2008 | 18:51

El campeón ecuatoriano se ha clasificado a los octavos los últimos tres años, pero no ha podido sortear esa ronda. Su técnico argentino Edgardo Bauza no variará la formación que le ha dado buenos resultados en lo que va de la Libertadores, donde se clasificó con dos fechas de anticipación, y el campeonato nacional. "Liga mantendrá su estilo. No cambiará su sistema táctico en cualquier lado que juguemos, analizaremos todos los aspectos para llegar al partido sin dejar nada librado al azar", afirmó Bauza. Estudiantes es "un rival muy difícil (pero) sea quien sea el rival hay que prepararse para ello y hay que enfrentarlo para ganar", dijo el defensa Diego Calderón. Liga terminó segundo en su grupo, detrás de Fluminense de Brasil, y se mantiene como líder absoluto del torneo local. Los argentinos Por su parte, Estudiantes acusa la baja de su volante de marca Rodrigo Braña que sufrió un desgarro en su pierna derecha en la victoria 3-1 el viernes ante Rosario Central por el Clausura argentino, del cual son colíderes junto a River Plate, su reemplazante sería el paraguayo Edgar González. Estudiantes permanecerá en Guayaquil hasta unas cuatro horas antes del partido en Quito, como una estrategia del técnico Roberto Sensini para atenuar los 2.850 metros de altura sobre el nivel del mar de esta capital. "La altitud siempre es importante. Hay que tenerla en cuenta pero no creo que sea un motivo que nos tenga que preocupar", declaró Sensini. "Creo que la clave del partido será el manejo de la pelota", agregó el entrenador argentino. Partido entre argentinos y mexicanos El argentino Lanús y el mexicano Atlas chocarán hoy, en el partido de ida de los octavos de final, con la convicción de que un triunfo en el arranque de la fase puede tener doble valor. Lanús y Atlas son parte de la clase obrera del fútbol del continente que pretende llegar al paraíso, equipos empeñados en formar futbolistas en sus canteras y en respetar a rajatabla sus presupuestos, más bajos que varios de los que tienen buena parte de los conjuntos que han llegado a la tercera etapa del torneo. El bonaerense se mantuvo invicto en la fase de grupos (dos victorias y cuatro empates), y el conjunto de Jalisco sólo cayó ante el Boca Juniors, ganó tres y empató dos. Lanús ocupó el segundo puesto del grupo 2 de la segunda ronda de la competición, cuyo primer puesto obtuvo Estudiantes, con diez puntos en seis partidos, mientras que el Atlas ganó el grupo 3 con 11, uno por encima del Boca Juniors, que desplazó al Colo Colo chileno por diferencia de goles. "A partir de ahora, nada importa más que las victorias. A veces un empate sirve, pero no se puede planear con seguridad en el éxito de ese propósito. Ir a buscar un empate fuera es suicida, porque ¿cómo se busca? ¿Colgándote del larguero? No. Hay que salir a ganar", dijo Miguel Ángel Brindisi, entrenador del Atlas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala