Actualizado hace: 1 hora 3 minutos
PORTOVIEJO
No soportó la soledad y se mató

Milton Bartolomé Pivaque (50) se cansó de vivir. Mientras escuchaba música rockolera se suicidó, infiriéndose dos puñaladas, en el estómago.

Domingo 27 Abril 2008 | 21:38

Al parecer la depresión por la soledad en que vivía lo llevó a tomar la trágica decisión. Ni el licor lo ayudó a olvidar las penas. Nadie escuchó nada porque el volumen del equipo de sonido estaba muy alto. El hecho ocurrió la tarde de ayer, en la ciudadela El Florón 1, calle Rosales. El cuerpo sangrante de Pivaque fue encontrado tirado sobre la cama del pequeño cuarto. Su hijo de 12 años realizó el hallazgo cuando llegó a la casa para visitar a su padre, quien vive solo desde que se separó de su última mujer. El menor encontró la puerta de la vivienda entreabierta, por lo que, pasó y encontró a su padre, semidesnudo y sin signos vitales. Los gritos del pequeño alertaron a los vecinos que no dudaron en salir para ver lo que pasaba. En un principio se creía que Pivaque había sido asesinado por evitar un robo pero luego se descartó la hipótesis porque todas sus pertenencias estaban en el lugar. Su compadre Galo Gutiérrez, informó que la familia del occiso vive en la ciudadela San Alejo y que tiene 7 hijos. También mencionó que fue visto por la mañana y estaba tranquilo. El ahora occiso era trabajador de la empresa de Humberto Poggi y se desempeñaba como guardia en la construcción del encauzamiento de Montesanto. Este fin de semana estaba libre. Hasta el lugar llegaron los miembros de criminislistica, policía Judicial y numerosos curiosos. Una vez que criminalística limpió el cuerpo lo trasladó hasta el cementerio general, a la espera de sus familiares. El menor, de 12 años, fue el encargado de comunicar a sus parientes que su padre estaba muerto.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala