Actualizado hace: 11 minutos
TRABAJO
Playita Mía concentra la venta de pescado fresco

En Playita Mía la actividad inicia con el alba y termina pasadas las 12h00 del día.

Domingo 27 Abril 2008 | 19:11

A las 05h00 de cada día comienza a llenarse esta playa, ubicada entre Tarqui y Los Esteros, que por historia ha sido punto de descarga y negocio de la pesca. Los primeros en llegar son los comerciantes mayoristas, con el afán de captar la pesca que las embarcaciones de fibra de vidrio transportan desde los barcos hasta la playa. Las especies más preciadas y esperadas por los comerciantes son el picudo, la albacora, el murico, el miramebonito, el dorado, el pez espada y hasta el tiburón. Todas estas especies tienen su época. Los estofados Mientras esperan la pesca, muchos aprovechan para desayunar en las cabañas que existen en Playita Mía. Gente de todas las clases: trabajadores, comerciantes, autoridades locales, altos ejecutivos y ahora los asambleístas se deleitan saboreando los estofados de murico, colorado y perela. Otros prefieren un plato de albacora asada con plátanos y ensalada. Las 16 cabañas cerca del medio día ya no tienen mucho que ofrecer. Avanza la mañana y el lugar luce más lleno. No sólo los pangueros, tineros y comerciantes se movilizan, también los consumidores que buscan un pescado fresco. Los evisceradores siguen a los clientes; también los vendedores ambulantes que ofrecen variedad de productos, desde fundas hasta ropa. Según Colón Álava, dirigente del sector, cada día alrededor 2.000 personas se dedican a trabajos relacionados con la pesca y el comercio en este lugar. Transformación Si bien es cierto este lugar está rodeado por descargas de aguas negras e industriales, a finales de año promete convertirse en un atractivo turístico. El Consejo Provincial y el Municipio ejecutan un proyecto de regeneración. Playita Mía se librará de la contaminación dentro de poco, dijo Álava.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala