Actualizado hace: 2 horas 30 minutos
Bienvenido Mera Vera
Alerta Portoviejo

Las experiencias ajenas enseñan y lamentablemente no aprendemos por ellas; sólo la experiencia propia, especialmente la más dolorosa, es la única que consideramos valedera. Esto se agrava si consideramos lo que dice la sabiduría popular: somos los únicos animales que tropezamos dos veces con la misma piedra. Para el presente comentario anhelo de corazón que esta sentencia no se cumpla.

Sábado 26 Abril 2008 | 22:21

Hace pocos días un lamentable suceso ha llenado de luto a múltiples hogares del país y ha sumido al Ecuador en un momento de reflexión: el incendio de una discoteca en Quito con motivo de un concierto de rock, hecho similar al ocurrido hace varios años atrás en una discoteca de Argentina. El lamentable suceso mueve en los actuales momentos al debate nacional, porque siniestros similares están a la vuelta de la esquina debido a que las circunstancias que lo provocaron se repiten en todos los locales, a lo largo y ancho del país, donde las expresiones de la cultura urbana buscan espacios para manifestarse y autoridades y ciudadanía en general nos mostramos indiferentes ante los graves peligros que la situación presenta. Es un hecho palpable que el rock está presente entre nosotros y esa realidad no hay que intentar ocultarla, por lo que debemos, igualmente, estar preparados. Una pregunta necesaria es si la capital de los manabitas cuenta con lugares adecuados para la realización de este tipo de eventos y evitar de esta manera situaciones lamentables como la que acaba de acontecer. Quiero dejar de lado el debate sobre los contenidos y autenticidad de estas expresiones culturales, respecto de lo cual hay opiniones encontradas, y entrarme en la necesidad de mi ciudad, Portoviejo, la capital de los manabitas, como toda capital que se precia de ser un centro de encuentro de culturas cuente con espacios adecuados para que sus habitantes, aquellos que son partidarios de este tipo de expresiones y de los cuales hay un buen número. A este propósito me permito sugerir la utilización del espacio de La Rotonda, inmediaciones del estadio Universitario, donde hay una concha acústica, que con las debidas mejoras puede ser ese local necesario para que nuestros jóvenes y aquellos que no somos tan jóvenes podamos tener, sin perjuicio de nadie, la posibilidad de disfrutar de este tipo de expresiones; con ello liberaríamos además de la congestión de la Av. Manabí y se crearía de esta manera otro polo de desarrollo en lo urbano, como lo ha sido en su momento El Paseo Shopping. Ah y no se olviden: señores autoridades, aunque sea temporalmente, pongan mano dura en el control de este tipo de locales que, a mi criterio, ha sido una de las causas de tan lamentable desgracia en Quito, me refiero a las discotecas y centros nocturnos; por favor sean estrictos en el control del acceso en cuanto a capacidad, las puertas de escape, los extintores, los extractores de olores, la debida ambientación, pues por eso se paga tan caro en estos locales.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala